Como ha sucedido en años anteriores, desde la Asociación Española de Rehalas han mostrado su preocupación por la seguridad de sus perros, especialmente en los momentos previos al inicio de temporada en los que han apreciado un incremento de los robos de perros de caza en general y en las rehalas en particular.

Asimismo, y en relación con la conocida Operación «Huntercan» aprovechan para comunicaros que los presuntos delincuentes están procesados y pendientes de juicio, aunque lo más preocupante es que su red de venta y clientes aún no han sido identificados.

La prevención es el mejor remedio ante los robos de perros de caza y para ello desde la asociación recuerdan varios consejos a seguir:

1º.- Identificación: además de la estrictamente obligatoria (cartilla sanitaria y microchip) es importante que tengas disponible una fotografía de cada uno de tus perros de la mejor calidad.

2º.- Seguridad en tu perrera: no debes escatimar medios de seguridad en las instalaciones, sobre todo si se encuentran en lugar aislado. Lo mínimo es que tus perros estén bajo llave. Ya hemos visto que la instalación de cámaras de foto-trampeo puede ser esencial para identificar a los ladrones.

3º.- Evita la visita de personas sospechosas. Antes de producirse el robo recibirás la visita de los merodeadores que trabajan para los ladrones.

4º.- Debes prestar máxima colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Ellos están contigo, velan por tu seguridad y la de tus perros.

5º.- Denuncia lo antes posible. La rapidez de la denuncia es clave para que aparezcan tus perros, que pueden estar siendo desplazados rápidamente por carretera una vez que se ha producido el robo. Acude si es necesario a la plataforma e-denuncia a través de nuestra web.

6º.- No olvides comunicar el hecho a continuación al registro de animales de compañía en el que tengas inscritos tus perros.

7º.- Pon el hecho en conocimiento de tu entorno y del delegado de la AER más cercano a través de whatsapp.

8º.- En estos casos facebook puede ser una herramienta útil, pero antes de subir datos o fotos a la red, consulta con los agentes de la autoridad que te hayan recogido la denuncia.

Entre todos podemos ayudar a prevenir estas situaciones tan dolorosas y en su caso encontrar y perseguir a los responsables.