El 92% de los 1.145 artesanos alimentarios que trabajan en Castilla y León lo hacen en el medio rural y, según el consejero de Agricultura y Medio Rural, Jesús Julio Carnero, constituyen un importante elemento para fijar población en los pueblos de la comunidad, además de generar 92 millones de facturación, según ha señalado este miércoles 30 en la entrega de los Premios Artesano del Año 2019, con los que se ha reconocido el trabajo y la trayectoria de 32 empresas artesanas del sector alimentario de Castilla y León.

El consejero, en declaraciones a los periodistas, ha destacado la importancia que la artesanía alimentaria tiene en Castilla y León, pero especialmente para el medio rural, puesto que aglutina a unas 400 empresas repartidas en mas de 300 municipios.

Además, la mujer tiene una relevancia significativa en este tipo de empresas.

Según los datos expuestos por el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, los artesanos alimentarios generan en Castilla y León un negocio anual de 92 millones de euros y representan una alternativa a la globalización frente a la uniformidad de los productos elaborados mediante procesos industriales.

Premios Artesano del Año 2019

En la sexta edición de los Premios Artesano del Año se ha galardonado a 32 productores de la Comunidad por su extraordinaria calidad y sabores que recuerdan los usos tradicionales propios de Castilla y León.

A los premios, convocados por la Asociación de Artesanos de Castilla y León, con la colaboración de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, se han  presentado 403 muestras, cifra similar a la del pasado año.

Estos reconocimientos, que nacieron en 2012, cuentan con diversas categorías que engloban los sectores lácteos, conservas, legumbres, mieles, dulces, cárnicos y bebidas. Estos  premios  también  reconocen la  labor  en  el  desarrollo  de  la  imagen de producto, I+D+i, empresa visitable y producto Tierra de Sabor.

En la sexta edición de los Premios Artesanos del Año se ha galardonado a 32 productores para reconocer la calidad y unos sabores que recuerdan los usos tradicionales propios de Castilla y León.

Entre estos galardones destacan los de la categoría Tierra de Sabor, con los que se han reconocido dos productos, un faisán escabechado, de Conservas Amo (Palencia), en la modalidad de oro, y las delicias de Cuéllar, de Pastelerías Delicias (Segovia), en la de plata.