La Asociación de Agricultores y Ganaderos de Cádiz Cádiz ha celebrado la concesión del Premio Azucarera Española al mejor cultivo de secano de Andalucía a su asociado Bruno Pemán Díaz, quien ha logrado cosechar 90,24 toneladas de remolacha azucarera de media por hectárea en su explotación Torrezapata en Arcos de la Frontera. Bruno Pemán ha duplicado el rendimiento medio por hectárea, cuando lo habitual es cosechar entre 46 y 48 toneladas por hectárea. En Torrezapata, el jerezano ha dedicado esta temporada 25 hectáreas al cultivo de remolacha, “por lo que esta temporada ha recolectado la friolera de 2.256 toneladas, una cifra de récord que le ha valido este merecido galardón, que le fue entregado el miércoles 23”, explican desde ASAJA-Cádiz.

La entidad agraria ha querido felicitar a Bruno Pemán explicando además que no solo ha logrado duplicar el rendimiento medio por hectárea sino que se trata de uno de los agricultores gaditanos que ha vuelto a apostar de manera decidida por el cultivo de secano, que en los últimos años había experimentado una merma en cuanto al número de hectáreas dedicadas a este cultivo en la provincia de Cádiz. “En 2020 se ha logrado alcanzar las 2.545 hectáreas, una cifra que se ha incrementado paulatinamente, y que en 2019 era de 1.257 hectáreas, con lo que también se ha duplicado en solo un año” explican desde la formación agraria.

ASAJA-Cádiz ha animado a los agricultores gaditanos a apostar por el cultivo de remolacha en secano “ya que las ayudas agroambientales contemplarán incentivar su cultivo, que se diluyó hace años y se trocó por dedicar espacio a otros cultivos de secano”. También las ITI para jóvenes agricultores, recogidas dentro del Plan de Desarrollo Rural y cuya convocatoria se ha publicado esta semana, recogen el estímulo para fomentar este cultivo remolachero en secano, que se une al esfuerzo que viene realizando Azucarera Española tanto para fomentar el relevo generacional como para que los jóvenes agricultores centren esfuerzos en la remolacha azucarera.

“El logro de nuestro asociado Bruno Pemán es doble. Porque con la concesión de este premio ha puesto de manifiesto la relevancia de la provincia de Cádiz en el marco andaluz; ha demostrado que con esfuerzo y mimo es posible que la tierra responda más que generosamente; ha mostrado un camino que pueden elegir nuestros agricultores apostando por un cultivo tan sostenible como rentable, y es un ejemplo que anima a los jóvenes a seguir con la agricultura o a dedicarse a ella, pues en ella hay tanto esfuerzo como futuro”., señalan desde la organización.