La campaña del cereal en Extremadura ha logrado este año una producción un 30 por ciento superior a la alcanzada el ejercicio pasado, aunque estas cifras positivas se han visto lastradas por unos precios «de ruina», según la organización agraria COAG, que tienen una mayor repercusión en las zonas con menor productividad debido a las inclEmencias climáticas y la presencia de plagas.

Su presidente, Juan Moreno ha explicado a Efe que la situación meteorológica del pasado invierno y primavera ha beneficiado este año a un cultivo que no había obtenido buenos resultados en ejercicios anteriores.

la campaña 2016 se sitúa en Extremadura «en niveles medios e incluso algo superiores a un año normal»

Según Moreno, durante este año se ha dado la circunstancia de que algunas parcelas han obtenido cifras «casi de récord», aunque otras han tenido una producción baja debido principalmente a la incidencia de las plagas como la de la roya y el mosquito.

De todas formas, en el conjunto global, la campaña 2016 se sitúa en Extremadura «en niveles medios e incluso algo superiores en relación a lo que puede considerarse un año normal», ha manifestado el máximo responsable de COAG Extremadura.

RUINA PRECIOS CEREAL 1Sin embargo, el principal «problema» se encuentra en los precios, pues en la actualidad se encuentran «de ruina», a niveles de 2009, lo que hace muy difícil obtener rentabilidad ante los costes de producción tan elevados de la actualidad.

Esta circunstancia hace que muchos agricultores se quejen de que con una producción mayor a la alcanzada el año pasado, la rentabilidad sea similar.

un año «aceptable» para el cereal, «muy bueno» para algunos agricultores, pero con precios «de ruina» para todos

Si a esta situación se añaden algunas plagas, que han afectado a varias parcelas de la Campiña Sur, fundamentalmente, se puede decir que la campaña 2016 «tampoco ha sido de las mejores».

Estas plagas han afectado principalmente al trigo, ha indicado el máximo responsable de Coag, que ha recordado los «elevados costes» que supone luchar contra estas, poniendo también el ejemplo de las actuaciones en el caso de la vid para atajar algunos ataques en la cuenca del Guadiana en mayo del parásito que provoca el mildiu, o para luchar contra el hongo del oídio.

Para Juan Moreno, se puede hablar de un año «aceptable» para el cereal, «muy bueno» para algunos agricultores, pero con precios «de ruina», por lo que finalmente «en muchos casos solo se han cubierto los costes de producción».