La crisis láctea se expande cada día más y ya está afectando directamente al sector del ovino, que ya ve que el litro de leche de oveja que hace un año se cobraba a 0,93 euros, ahora se paga a 0,74 euros.

La voz de alarma la ha dado el coordinador de UCCL en Valladolid, Valentín García, que ha denunciado que «el año comenzó con un descenso en el precio del 3% pero a partir de marzo ha ido cada vez a mayores y en el momento actual ya llega al 25%». Con estos datos, ha advertido de que los ganaderos van a tener que empezar a cerrar porque están por debajo de la rentabilidad.

Castilla y León es la comunidad que más leche produce, 290 millones de litros de leche de oveja al año, lo que representa el 61% de la producción nacional.

uccl advierte de que «la industria la que impone los precios y se ve bastante el acuerdo de todas para pagar el mismo»

Por eso, esta organización profesional agraria reclama con urgencia  que se cree una mesa de negociación «porque ahora mismo lo que existe es una mesa de imposición, es la industria la que impone los precios y se ve bastante el acuerdo de todas para pagar el mismo precio».

LECHE DE OVEJA UCCL 2Su propuesta se centra en que la Administración actúe como árbitro en una mesa en la que se sienten los ganaderos, la industria y la distribución y se articulen unos precios en la leche de oveja que beneficien a todos.

En relación a la recién creada Plataforma de Competitividad del ovino, sostiene que «está bien pero no es suficiente, ahí no se negocia y es un brindis al sol», a la vez que recuerda que la ganadería es lo que más población fija en el medio rural «porque hay que estar ahí todos los días».

En el caso de los lechazos, la situación no es mucho más boyante, «se mantienen precios de hace 20 años, unos 35 euros por animal, y en momentos puntuales, cuando hay mucha oferta y es difícil dar salida, el precio es todavía inferior».