Los precios del pellet al consumidor final han caído en todos los formatos llegando al mínimo registrado en el primer trimestre de 2012, fecha en la que comenzó a elaborarse el índice de precios para pellets de madera, según la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom).

El informe trimestral sobre el Índice de precios de los biocombustibles sólidos domésticos para cliente final de Avebiom refleja, además, que comparado con el precio medio de 2015 en 2016 las caídas van desde un -3,2% para los pellets suministrados en camión basculante hasta un -6,6% en los precios para el saco suelto de pellet.

Según la comparativa del último trimestre de 2016 frente al trimestre anterior, el precio del saco individual de pellet disminuyó un 4,3 % (3,93 euros el saco de 15 kilos); el del palet de sacos, un 1,1 % (254,93 euros por tonelada); el granel en camión basculante, un 0,8% (225,98 €/t); y el granel en cisterna lo hizo un 4,6% (234,59 €/t).

La sobreoferta del mercado español «no hacen previsible que los precios vayan a remontar

Avebiom ha apuntado en el informe que «a estas alturas de campaña, cuando comienzan las calefacciones a funcionar, lo habitual es que los precios repunten».

Sin embargo, han explicado que la mala campaña pasada en cuanto a ventas y la sobreoferta del mercado español «no hacen previsible que los precios vayan a remontar a corto plazo para alcanzar los precios de campaña esperables».

En cuanto al hueso de aceituna, los precios medios en 2016 han sufrido sustanciales descensos en comparación con 2015: -6,1 % para los sacos individuales; -5,4 % para un palet de sacos; -11 % para un camión completo basculante y -13,8 % para la cisterna completa.

Los precios de venta recogidos en el cuarto trimestre de 2016 han subido ligeramente en un 1,2% el saco; 0,9% el palet; y 0,8% el camión completo basculante; pero vuelve a bajar la cisterna completa (-23 %).

Las cotizaciones del hueso se mantienen relativamente bajas debido, sobre todo, a las importantes caídas de los trimestres anteriores, y se encuentra en sus cifras más modestas desde que se comenzó a elaborar el índice de hueso, en el tercer trimestre de 2014.

Sigue una tendencia similar a la del pellet de madera, aunque desde Avebiom han advertido de que varios proveedores todavía no habían establecido precios para esta campaña, al no haber empezado la recogida de la aceituna, y han comunicado los mismos datos que el trimestre anterior.

En lo que respecta a la astilla, los precios para el cuarto trimestre de 2016 se han mantenido prácticamente igual, registrando un ligero descenso del 0,2 %.