Primero se dio la alarma en la C. Valenciana, luego en Extremadura y ahora se generaliza en todas las regiones: Los fruticultores se están convirtiendo en víctimas un año más de una cadena agroalimentaria viciada, por lo que denuncian que las prácticas abusivas siguen siendo práctica habitual en el sector hasta el punto de que “tardamos seis meses en cobrar la fruta. Así no podemos seguir”.

UPA mantuvo una reunión con el Ministerio de Agricultura y otros eslabones de la cadena agroalimentaria. El motivo, analizar por qué la campaña de fruta adolece, un año más, de prácticas abusivas por parte de las centrales hortofrutícolas y la distribución, ya que se está en una campaña de volumen normal y precios anormalmente bajos.

El Ministerio de Agricultura aportó los datos nacionales y europeos de la campaña de fruta, confirmando que las previsiones de producción en España son superiores a las de la campaña pasada, pero notablemente inferiores a las de 2017. Por tanto, se trataría de una campaña “normal”, ha explicado UPA.

Sin embargo, “los precios están tirados”, han advertido los productores. El Ministerio lo ha confirmado asegurando que “en las centrales están aceptando en las operaciones precios hasta 0,30 euros/kg por debajo del año pasado”.

En España se sigue vendiendo a resultas: “Muchos agricultores no sabrán hasta diciembre qué precio obtendrán de la fruta que entregan ahora”

UPA ha denunciado que las centrales frutícolas están actuando con sus prácticas abusivas habituales: saltándose la Ley y realizando operaciones de fruta sin contrato y a “resultas”, es decir, sin un precio fijado. “Especulación, en definitiva”.

“Muchos agricultores no sabrán hasta diciembre qué precio obtendrán de la fruta que entregan ahora. No tiene ningún sentido”. La organización ha recordado que estas maniobras son especialmente dañinas en el sector de la fruta puesto que éste no recibe ayudas de la PAC y “los agricultores tenemos que vivir con el precio que nos imponen”.

Por eso, UPA ha pedido a la Administración que “ponga a cada uno en su lugar” e intensifique los esfuerzos por detectar a estos infractores de la Ley: “Necesitamos que la AICA aumente sus controles”.

Por otro lado, aseguran que “la fruta necesita una organización interprofesional de forma urgente, en la que todos los agentes del sector se sienten alrededor de una misma mesa y trabajen para buscar soluciones”.

La organización también ha pedido a los fruticultores que “no cedan a los chantajes económicos” y, sobre todo, “que no tengan miedo de denunciar a las empresas que abusen de ellos”. UPA ha señalado que, para ello, la organización siempre está a su disposición para recibir denuncias anónimas y tramitarlas ante la AICA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here