Hay quien quiere polemizar por polemizar. Y a veces lo logran, aunque se trate de un absurdo debate ficticio fruto del desconocimiento de la realidad del mundo rural. Por eso, la Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL), asociación que agrupa a los más importantes ganaderos de España, ha aclarado que los «polémicos» nombres de dos toros, «Feminista» y «Nigeriano», lidiados el pasado día 15 de Gijón, son heredados de vacas nacidas hace 35 años.

Ante la polémica suscitada por estos nombres, la entidad ganadera ha emitido un comunicado en el que aclara que, «por exigencia de la normativa para la inscripción de nacimientos de reses de lidia en el Libro Genealógico (dependiente de Ministerio de Agricultura) y con objeto de conservar la trazabilidad de la genealogía, los machos de lidia adquieren directamente el nombre de la madre».

«En ese sentido -continúa la nota- los cuatreños de Daniel Ruiz lidiados el pasado fin de semana en Gijón descienden de las vacas ‘Feminista’ y ‘Nigeriana’, adquiridas por el ganadero en el año 1986 y con una descendencia extendida durante 35 años y más de cuatro generaciones, en una costumbre ajena por completo a los distintos contextos sociales y políticos».

Por tanto, la Unión de Criadores de Toros de Lidia considera «fuera de lugar y muy desafortunada la polémica claramente intencionada surgida estos días en los medios de comunicación y en las redes sociales sobre los nombres de dos toros, que es fruto del desconocimiento sobre el ámbito ganadero y también del mundo rural«.

La UCTL exige una «rectificación inmediata» por parte de la alcaldesa de Gijón, Ana González, «respecto a las manifestaciones realizadas sobre una actividad como la tauromaquia, que es Patrimonio Cultural reconocido por Real Decreto desde 2013», y que aseguró que ha sido utilizada en este caso «para desplegar una ideología contraria a los derechos humanos».

La alcaldesa avanzó que, por motivo de esta polémica, no se sacará más a concurso la organización de corridas en la plaza de toros de Gijón, que es propiedad municipal.