Representantes del sindicato agrario EHNE Nafarroa han rechazado este lunes la decisión ministerial de incluir al lobo en el catálogo de especies protegidas y han asegurado que la que estará «dentro de muy poco tiempo» en ese registro será la ganadería extensiva.

El ganadero Fermín Gorráiz, candidato a la presidencia de EHNE en el próximo congreso del sindicato, ha afirmado en conferencia de prensa que, si se mantiene esa protección, la población de lobo va a ir en aumento y se va a extender hasta llegar a Navarra.

Gorráiz, quien ha considerado que la convivencia del lobo y de la ganadería extensiva «es muy difícil», ha explicado que este animal no hiberna y por ello «está dispuesto a atacar todos los días del año». Ha puesto el ejemplo de la provincia de Ávila, donde en un año los lobos han matado a unos 1.000 carneros.

Si proliferan los lobos, ha apuntado, las crías de ganado vacuno y equino que están en el monte corren «serio riesgo», e incluso alguna yegua y alguna vaca, «según el número que haya y el hambre que tengan» los lobos.

Ha lamentado que la ganadería extensiva «se está abandonando» debido entre otras razones a la elevada edad media de los ganaderos. «Si tenemos poco relevo generacional, si hay lobo va a haber menos», ha dicho.

Gorráiz ha señalado que, para tener ganado en el monte con lobos, hay que estar vigilando los rebaños las 24 horas del día, porque a la noche, «si te vas a casa, tienes ataque seguro» y por este motivo «la calidad de vida del ganadero va a cambiar mucho» y se va a ver afectada una rentabilidad que «lleva tiempo que es bastante justa».

Además, ha comentado que el ganadero necesitará tener varios mastines, a los que, además de mantenerlos, hay que enseñar a cuidar el ganado y se pueden generar asimismo problemas con turistas y personas que acudan al monte.

En ese sentido, ha indicado que, en el monte, los visitantes «no pueden ir donde están las ovejas», porque «va a haber sustos» con los mastines, que están entrenados para proteger al ganado. «Cuando se va al monte, hay unas normas», ha subrayado.

Gorráiz ha considerado que «no es el momento» de declarar al lobo especie protegida y que, a este paso, «dentro de muy poco tiempo» en ese registro será la ganadería extensiva