La eurodiputada de Podemos Estefanía Torres ha reclamado este lunes 13 al comisario de Energía y Clima Miguel Arias Cañete que tome medidas para evitar el veto del Gobierno de España, del PP, al autoconsumo energético. Junto a esto, Torres ha cuestionado las políticas climáticas impulsadas por el departamento que dirige Arias Cañete en la Comisión Europea, en especial, «la construcción de grandes infraestructuras de gas pagadas con el dinero del contribuyente».

«¿Cómo pueden ser compatibles estos compromisos de reducción de gases de la UE, algunos de ellos legalmente vinculantes, con estos proyectos gasísticos si el gas emite metano, cuyo potencial de calentamiento global es 86 veces mayor que el del CO2 en los 20 primeros años desde su emisión a la atmósfera?», ha cuestionado la eurodiputada de Podemos.

Sobre el veto del autoconsumo del Gobierno de España, Torres, que ha planteado estos asuntos a Arias Cañete en el transcurso en Estrasburgo de una reunión de la comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo, ha recordado a Arias Cañete que el Gobierno del PP está incumpliendo las propias propuestas climáticas y energéticas de la Comisión Europea.

«El artículo 21 de la propuesta de Directiva de promoción de las energías renovables del Paquete de Invierno contempla el fomento del autoconsumo», ha alertado Torres. «El artículo es explícito al mencionar que las instalaciones de autoconsumo no deben soportar cargas desproporcionadas y además los Estados miembro deben facilitar el autoconsumo en edificios de viviendas», ha añadido.

En cuanto a las políticas climáticas del departamento climático que dirige Arias Cañete en la Comisión Europea, Torres le ha recordado a Arias Cañete que «la UE se ha comprometido a reducir los gases de efecto invernadero en un 80-95% en  2050 respecto a los niveles de 1990 y a hacer esfuerzos para alcanzar el objetivo de 1,5ºC respecto a niveles preindustriales para cumplir el Acuerdo de París».

Sin embargo, la eurodiputada ha denunciado ante el comisario español que «el gas es un combustible fósil con una huella climática que no estamos queriendo ver».