La secretaria general de la Unión de Centros de Acción Rural (Uncear), María Chicharro, cree que es el «momento» de replantearse «qué modificaciones» debe tener la Ley de titularidad compartida de las explotaciones agrarias, «para que de verdad sea operativa en las mujeres rurales».

En declaraciones a Efeagro, Chicharro ha valorado que exista ese «instrumento jurídico», pero ha asegurado que «tiene que tener una aplicación cierta», porque hasta ahora «hay pocas mujeres» que lo hayan usado.

Uncear: «ha llegado el momento de tomarse un tiempo de trabajo consensuado para desarrollar el instrumento legislativo»

A su juicio, algunas de las causas de esta falta de aplicación han sido la crisis económica y la falta de información efectiva a la mujer sobre esta normativa.

titularidad compartida 2Por eso, ha reiterado que «ha llegado el momento de tomarse un tiempo de trabajo consensuado para desarrollar el instrumento legislativo» que representa la Ley de titularidad compartida.

Por otro lado, ha hecho un llamamiento a las formaciones políticas nacionales para que se apresuren a la formación de un Gobierno.

Al futuro Ejecutivo, le ha pedido que trabaje en favor de las mujeres rurales y que incorpore un «ámbito de corresponsabilidad y reciprocidad» entre hombres y mujeres para la «construcción» de una sociedad con vistas a «largo plazo».

Chicharro ha informado de que en el primer semestre del año han desarrollado un programa de «acción y comunicación» para el emprendimiento en el entorno rural, dirigido especialmente a las mujeres.

Asimismo, han desarrollado acciones de apoyo a una red de 25 municipios que trabajan por el «empleo en igualdad» y han impulsado programas formativos de innovación tecnológica entre asociaciones de mujeres para facilitarles asimismo salidas laborales.