El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha señalado este miércoles que, con sus últimas propuestas sobre flexibilidades de la PAC, «la Comisión Europea (CE) da respuesta rápida a las cuestiones planteadas por los agricultores y ganaderos españoles». Asimismo, ha detallado las propuestas de flexibilidad respecto a las normas de condicionalidad que quiere aplicar en España.

Así lo ha manifestado Planas en la reunión del Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios que ha mantenido por videoconferencia con las comunidades autónomas, para tratar los asuntos que se debatirán en el Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea del próximo 26 de marzo.

El ministro ha valorado las propuestas anunciadas por la CE el pasado 15 de marzo y ha mostrado su confianza en que la aprobación de los cambios reglamentarios necesarios se realizará de forma urgente para que puedan tener ya eficacia en las solicitudes de ayudas que los agricultores tienen que presentar este año.

LAS PROPUESTAS DE FLEXIBILIDAD  RESPECTO A LAS NORMAS DE CONDICIONALIDAD QUE QUIERE APLICAR EN ESPAÑA

Según ha recogido un comunicado del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), durante el encuentro Planas ha destacado en especial las propuestas de flexibilidad referidas a las normas de condicionalidad para tener acceso pleno a las ayudas de la PAC.

Estas medidas, según Planas, están en línea con las peticiones realizadas por el Gobierno de España de flexibilizar tres de las buenas condiciones agrarias y medioambientales (BCAM).

La propuesta de modificación de reglamento otorgará a los Estados miembros mayor subsidiariedad en la aplicación de las BCAM y Planas ha anunciado que España las utilizará para, por ejemplo, autorizar el laboreo vertical sobre rastrojos o la aplicación de purines y enmiendas orgánicas en los barbechos (BCAM 6).

Al mismo tiempo, ha indicado que se permitirá la rotación de cultivos o la diversificación y se eliminará la obligación de dejar improductiva una parte de la superficie de las explotaciones.

Planas ha destacado también el avance en materia de eliminación de cargas burocráticas que suponen las nuevas propuestas de la CE al eximir de controles y sanciones de la condicionalidad a las explotaciones de menos de 10 hectáreas.

En el caso de España, esta medida beneficia a unos 345.000 pequeños agricultores, el 55 % del total de beneficiarios de ayudas de la PAC.

Una vez que el Consejo de Ministros de la UE dé el visto bueno a estas propuestas, el ministro ha señalado que la prioridad será el calendario de aplicación para que el Consejo y el Parlamento aprueben la modificación del reglamento con urgencia, puesto que la Eurocámara se disuelve a finales de abril.

El ministro ha explicado que los agricultores y ganaderos necesitan la máxima seguridad jurídica para saber qué normas le serán de aplicación antes de que concluya el plazo de presentación de las solicitudes de las ayudas de la PAC, que se inició el 1 de febrero y que finaliza el 30 de abril.

Además de las flexibilidades de la PAC, en el Consejo Consultivo se han abordado también las propuestas de la CE relativas a la cadena alimentaria, como la creación de un observatorio de costes de producción, márgenes y prácticas comerciales y la posibilidad introducir la obligatoriedad de realizar los contratos por escrito.