El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado este lunes 27 que la ley de la Ley de la Cadena Alimentaria que lleva aplicándose catorce meses «funciona bien» y ha recordado que a partir del 1 de julio los contratos con el eslabón productor serán obligatorios.

Planas, quien ha intervenido en la inauguración del comité Asesor de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), ha apuntado que desde enero estos contratos son voluntarios para «favorecer la pedagogía» pero que estos contratos con el eslabón productor serán obligatorios en el segundo semestre con el fin de defender al «eslabón más débil».

De momento, el registro obligatorio será solo para las relaciones con los productores primarios y es, según Planas, un «repositorio de documentos públicos», digital y confidencial, sin fines informativos ni estadísticos, lo que supone «una garantía para todos».

En el marco también del desarrollo de esta norma, la AICA publicó hace unos días, y por primera vez de forma con todos los nombres, el listado de sanciones graves y muy graves firmes a 69 empresas del sector, entre ellas grandes distribuidoras como DIA o Carrefour, por incumplir obligaciones.

El cómputo de estas sanciones sumaba más de 200.000 euros, en las algo más de la mitad de las sanciones se deben a incumplimiento de los plazos de pagos, seguido por no formalizar por escrito los contratos alimentarios o no incorporar el precio, que aglutinan casi el 30% de las sanciones. También destaca una sanción a una bodega por modificar el precio incluido en el contrato que no estaban expresamente pactada por las partes, lo que ha acarreado una multa de 3.001 euros.

El comité asesor de AICA, donde está representada toda la cadena, la Administración general del Estado y las Comunidades Autónomas, analiza este lunes el informe completo del desarrollo de su trabajo en 2023 y del funcionamiento de los contratos en estos primeros meses.