El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha negado que se vayan a cerrar centros nacionales de sanidad vegetal tras la apertura del laboratorio de referencia de esta materia en Lugo.

Planas ha contestado así este jueves, en declaraciones a los medios de comunicación, al Comité de Gestión de Cítricos (CGC) que aseguró ayer que la apertura del laboratorio gallego llevaría al desmantelamiento «progresivo» y el cierre «en unos años» de los seis centros nacionales ubicados en Madrid y Valencia.

El ministro ha aclarado que la apertura del nuevo centro «hacía falta» para constituirse como laboratorio nacional de referencia pero eso «no significa, en ningún caso», que los centros colaboradores «dejen de existir y dejen de estar apoyados».

Por eso, no hay que tener «ningún temor» porque «continuarán trabajando y desarrollando» su labor.

El CGC denunció este posible cierre que, en su opinión supondría el desmantelamiento progresivo y el cierre en unos años de los 6 laboratorios centros nacionales de referencia que trabajan en esta materia (4 en Valencia y 2 en Madrid).