El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha afirmado este jueves en Íscar (Valladolid) que el acuerdo de la PAC en Europa ofrece «tranquilidad» y va a permitir trabajar en la «gran tarea» de buscar la transición hacia una agricultura más sostenible, aunque ha insistido en la necesidad de buscar un «gran acuerdo nacional» para su aplicación en España a través del Plan Estratégico Nacional.

El ministro ha valorado el acuerdo alcanzado en Luxemuburgo para el periodo 2023-2027 porque cree que va a propiciar el mantenimiento del equilibrio en la rentabilidad de las explotaciones de agricultores y ganaderos, y tiene además un objetivo ambiental que pasa por «preservar el suelo, el agua, el aire y el paisaje», ha declarado a los medios en la entrega de los Premios Surcos de CyLTV.

Ha pedido a las comunidades autónomas que durante la reunión del Consejo Sectorial de Agricultura, que se celebrará la semana que viene, acuerden la manera de aplicar la PAC en España, una tarea que ve «muy compleja» con un montante de 47.724 millones, pero que ofrece la «seguridad y tranquilidad» para la transición a una agricultura más sostenible.

Ha destacado la necesidad de garantizar el relevo generacional, con la incorporación de jóvenes y de mujeres al ámbito rural, de cara a ofrecerles «rentabilidad y apoyo» para que apuesten por el sector.

Ha puesto a Europa como ejemplo de consenso tras acordar la PAC entre veintisiete estados, por lo que ha insistido en buscar un «gran acuerdo nacional».

MAÑUECO PIDE QUE SE MANTENGA EL EQUILIBRIO ENTRE LA AMBICIÓN MEDIOAMBIENTAL Y LA SOSTENIBILIDAD SOCIAL Y ECONÓMICA DE LOS TERRITORIOS

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha informado al ministro de que la administración autonómica ha apostado por la incorporación durante esta legislatura de casi 3.500 jóvenes al campo, un tercio de ellos mujeres.

Ha recalcado al ministro la necesidad de invertir en regadíos y le ha hablado de la apuesta del gobierno autonómico de actuar en 30.000 hectáreas, pues «el agua es vida y donde hay agua hay mayor población y mayor asentamiento de familias».

De cara al plan estratégico nacional, el presidente de Castilla y León ha pedido que se mantenga el equilibrio entre la ambición medioambiental y la sostenibilidad social y económica de los territorios, que no haya desequilibrios en la financiación de la PAC entre comunidades, y que se apueste por agricultores profesionales.

Planas ha destacado la importancia de la comunidad liderada por Fernández Mañueco por suponer unos 1.100 millones de euros anuales y cerca de 80.000 perceptores, y ha confesado que tiene «muy en cuenta lo que piensa Castilla y León», aunque el acuerdo nacional debe ser consensuado entre todas las comunidades.

El ministro ha valorado que haya luz verde para continuar financiando a las medidas de desarrollo rural el conjunto de actuaciones en materia de modernización y transformación de regadíos, y en este aspecto ha detallado que habrá tres actuaciones en Castilla y León por valor de 84 millones que afectarán a 11.600 hectáreas