El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, iniciará el próximo 23 de julio con las comunidades autónomas el debate de cómo se articulará la aplicación de la PAC en España a través del Plan Estratégico Nacional. “Se ha realizado una gran radiografía” del sector y ahora “es necesario alcanzar un gran acuerdo político sobre la PAC”. En el encuentro, habrá que acercar posiciones sobre quién será considerado agricultor genuino, sobre los ecoesquemas y otros aspectos técnicos, sobre los derechos históricos y quién debe cobrar la PAC, en donde la agricultura familiar y profesional será uno de los ejes de la PAC.

En un encuentro informativo de Radio Córdoba, Cadena SER, dedicado a los retos y desafíos del sector agroalimentario ante la crisis provocada por la COVID-19 y su papel para hacer frente a la recuperación económica y social, en la que la postura que tome en el Consejo Europeo esta semana, donde el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha puesto la postura española sobre la PAC como una «línea roja», y donde el ministro reconoce que el debate de la negociación va a ser «increíblemente difícil», aunque como todas las que se desarrollan en el ámbito comunitario, y que, en todo caso, deben dirigirse hacia una «transformación profunda» de un sector que ha jugado, a su juicio, «un papel central en la crisis» sanitaria y que «la debe jugar en la recuperación de España y de la Unión Europea».

ESPAÑA NECESITA UNA UNIDAD POLÍTICA EN EL DEBATE EN EUROPA Y PLANAS PIDE RESPONSABILIDAD AL PP

Sobre la negociación, ha dicho que España «está en posición de demanda», pese a que las cifras actuales son mejores que las iniciales, con la perspectiva de que «al final deberían ser una suma lo suficientemente potente como para conseguir este esta PAC acompañe a nuestro agricultores y ganaderos y a todo el sector agroalimentario en el cumplimiento de todos los retos que tenemos al final de esta década».

Se trataría, ha puntualizado, de «ingresos complementarios» de alrededor de un 30 por ciento de los ingresos medios de los agricultores y ganaderos españoles y «un dinero que es fundamental de cara, no sólo a la rentabilidad de las explotaciones, sino a su continuidad y para afrontar a los retos de transformación que tenemos ante nosotros».

Ante esta situación, Luis Planas ha reiterado, además, la necesidad de que haya una «unidad de base» en la posición española en la negociación, por lo que ha vuelto a pedir al principal partido de la posición, el PP, que se sume a defender una misma postura que el Gobierno y ha animado a que «sepamos jugar como equipo».

«En lugar de echar apuestas, que ayuden» ha pedido, como según ha dicho, el PSOE y él en nombre de los socialistas, ha hecho muchas veces. «Quien se sienta el Consejo Europeo no es sólo el presidente del Gobierno, quien se sienta es España”, por lo que «necesitamos detrás de él articular todo el apoyo y toda la unidad nacional que es necesaria para negociar», ha afirmado.