El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado este martes 4, en la inauguración de Fuit Attraction, que la nueva PAC supone una gran oportunidad de apoyo para que el sector de frutas y hortalizas avance en la sostenibilidad del modelo productivo europeo.

Planas ha recalcado que la nueva PAC mantiene el reconocimiento a la especificidad de sectores típicamente mediterráneos, como las frutas y hortalizas. Así, ha enfatizado que se mantiene la actual línea de ayudas específica para este sector, la financiación de programas operativos de las organizaciones de productores sin techo presupuestario.

El ministro ha señalado que en 2020 el ministerio habilitó un volumen de ayudas en este capítulo de 275,5 millones de euros financiadas por la UE, y ha asegurado que esta cantidad debe ser la base, y que hay que utilizar más esa línea de financiación en el futuro.

El ministro se ha referido también a la consecución de una reivindicación histórica del sector, y es que a partir del próximo año y de forma progresiva podrá incluirse en el régimen de pago básico de la PAC.

AL MINISTRO LE PREOCUPA LOS EFECTOS DE LA SEQUÍA Y LA REPERCUSÓN QUE ESTÁ TENIENDO EN LOS PRECIOS

Asimismo, Planas ha elogiado la capacidad de organización que está demostrado el sector de frutas y hortalizas español, un segmento cuya producción alcanza un valor medio de 15.000 millones de euros y que crea la mitad del empleo agrícola en España.

De hecho, ocupa casi el 11% de la superficie agraria útil del país; acapara el 50% del empleo y la mitad de la producción vegetal, pues se acerca a los 28 millones de toneladas al año y consigue un valor medio de 15.000 millones de euros (18.000 millones si se incluyen flores y plantas), ha indicado.

Además, ha recordado que España es el primer productor de la UE y tercero del mundo mientras que en exportaciones se sitúa en segunda posición y llega a vender al exterior la mitad de lo que produce.

Su capacidad de organización, con más de medio millar de asociaciones de productores, es clave para el «triunfo» y los «buenos resultados» que obtiene, ha considerado Planas.

En su intervención, ha mencionado la importancia del regadío por ser la «joya de la corona del sector agrario español» y ha defendido la necesidad de seguir invirtiendo en regadío sostenible.

Ahora el sector, como el resto, se enfrenta a la sequía y, a pesar de las medidas aprobadas en estos meses por el Gobierno para paliar la situación, el ministro espera que «llueva pronto» porque «es fundamental para muchas cosechas en curso».

En relación con los efectos que el resto de los fenómenos climatológicos adversos han tenido sobre las producciones de frutas y hortalizas a lo largo de este año, el ministro ha apuntado que el sistema de seguros agrarios garantiza la renta de los productores.

De hecho, las indemnizaciones por seguro agrario al sector han alcanzado este año, hasta final de agosto, la cifra récord de 245 millones de euros, según ha informado.

A esta situación se suma el contratiempo de la crisis energética, del coste de los insumos y de la inflación que ha llevado a algunas frutas y hortalizas a marcar récord en los lineales de los supermercados.

Es algo que «nos afecta a todos», ha dicho el ministro, por lo que España y el resto de la Unión Europea «están unidas» ante esta «adversidad» que está afectando «significativamente al sector agroalimentario».