El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado que el tratamiento en frío es un éxito para el sector citrícola y un antecedente para el conjunto del sector agroalimentario.

Luis Planas se ha reunido este viernes 29, en Valencia, con el president de la Comunitat Valenciana, Ximo Puig, donde han abordado la actualidad agroalimentaria, entre ellos, la situación del sector citrícola, de gran importancia económica y social para esta comunidad, donde aporta alrededor de un tercio de toda la producción agraria, con unos 1.200 millones de euros y cerca de 41.900 explotaciones, así como la política de regadíos sostenibles del Gobierno de España.

En el encuentro, el ministro ha puesto en valor que el pasado 14 de julio entró en vigor la exigencia de tratamiento en frío para los cítricos, principalmente naranjas, de terceros países y donde está presente la plaga de la polilla del naranjo

Un logro que ha contado con la implicación personal del ministro y con la máxima colaboración de la Generalitat. Un éxito para el sector citrícola colectivo que da respuesta a una demanda histórica para proteger las producciones agrícolas europeas, no solo los cítricos, frente a la entrada de nuevas plagas.

El sector de los cítricos ha atravesado una campaña muy difícil, agravada desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania. Por ello, el ministerio destina 38,7 millones de euros de ayudas extraordinarias para el sector citrícola. De ellos, la Comunidad Valenciana percibirá 24,2 millones, lo que va a beneficiar a unos 30.000 citricultores. Así, una explotación media de cultivo de naranja, con 5 hectáreas, recibirá 1.500 euros.

Se trata del único sector agrícola con este apoyo dentro de las ayudas del plan de respuesta a los efectos de la guerra de Ucrania. Las ayudas ya han sido distribuidas a las comunidades autónomas, que deberán pagarlas antes de final de septiembre.

El ministro ha señalado que “seguimos trabajando en la ‘hoja de ruta’ del sector citrícola para hacer frente a sus dificultades estructurales”. Este plan cuenta con 16 medidas que van desde la inyección de liquidez hasta la mejora de la comercialización y el funcionamiento de la cadena de valor y fue acordada, en abril de 2019, con el propio sector y las comunidades autónomas.

 Luis Planas ha remarcado que “esta ‘hoja de ruta’ se está ejecutando conforme a los calendarios previstos” y que debe ser un éxito para el sector citrícola.

Respecto a la política de modernización de regadíos, contemplada en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que contará con inversiones público-privadas por valor de 700 millones de euros, la Comunitat Valenciana es la tercera más beneficiada, con un total de 83,6 millones de euros hasta 2026.