El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha dicho este martes que la peste porcina africana es el riesgo sanitario más importante que tiene el sector y ha destacado algunas de las medidas preventivas que se llevan a cabo para evitar la llegada a España de esta enfermedad.

Durante su participación en una jornada sobre la peste porcina africana, celebrada en la sede del Ministerio, Planas ha indicado que este enfermedad es una de sus principales preocupaciones porque «tiene un impacto sanitario pero también económico».

En ese sentido, ha recordado que el porcino es el primer sector ganadero nacional, el tercer productor mundial y primer productor y exportador de la Unión Europea (UE) y ha expresado que esto es posible por la calidad del producto pero también por las garantías sanitarias que ofrece.

La peste porcina africana supone un riesgo para esta «historia de éxito», ha dicho el ministro, y por ello ha destacado la importancia de las medidas preventivas para evitar su llegada.

«EL OBJETIVO ES QUE ESTA ENFERMEDAD NO LLEGUE PERO TAMBIÉN TENEMOS QUE ESTAR PREPARADOS PARA LA CONTINGENCIA”

«El riesgo existe pero no debemos dar por hecho la legada de la enfermedad y está en nuestras manos evitarla. El MAPA, junto con las comunidades autónomas, venimos desarrollando medidas de prevención y la máxima de que prevenir es mejor que curar es valida y no escatimamos esfuerzos», ha expresado Planas.

En este sentido, ha mencionado como medidas de prevención las campañas de información y sensibilización llevadas a cabo o la coordinación con diversos ministerios y fuerzas de seguridad para el control del traslado de los animales y de su movimiento ilegal, además del control de la limpieza y desinfección de los vehículos en los que se les mueve.

También ha mencionado la importancia de la cooperación con los países vecinos y del refuerzo del control y la vigilancia de las poblaciones de jabalíes silvestres.

Finalmente ha mencionado como factor importante el control de la llegada de transportistas y temporeros de terceros países afectados por la peste porcina africana, ya que es una vía por la que puede entrar la enfermedad.

«El objetivo es que esta enfermedad no llegue pero también tenemos que estar preparados para la contingencia y para eso están los protocolos de respuesta preparados. Ante cualquier sospecha, es muy importante una comunicación porque la detención temprana es muy importante», ha dicho Planas.

Por último, ha valorado la labor de los veterinarios en lo que respecta a esta enfermedad así como el esfuerzo de la Comisión Europea en la financiación de proyectos para investigar y desarrollar una vacuna, que aún no llega.