Agromonegros, empresa obtentora y productora de semilla certificada presenta este año una nueva variedad: La Cebada Pirene. Inscrita en el registro de variedades en el año 2017, Pirene es una cebada de dos carreras con carácter maltero y maduración precoz. Se caracteriza por su espiga pigmentada, porte medio/alto y espigado medio/precoz. Es de ciclo alternativo, da una gran producción, estable en todas las zonas, y su peso específico es elevado.

Es una cebada apta para siembras desde primeros de noviembre hasta enero, según destino y preparación del terreno. Válida para cualquier ambiente, ya sea regadío o secano. La dosis de siembra recomendada varía de 160-220 kg/ha según época de siembra y localización.

El lanzamiento de Pirene coincide en el tiempo con el 40º Aniversario de Agromonegros. La empresa aragonesa comenzó su andadura profesional en 1980. Consolidados como productores, a finales de los años 90 comenzaron a desarrollar sus propios planes de mejora y en el 2010 presentaron sus primeras obtenciones propias las cebadas Icaria y Forcada. Le siguieron los trigos duros Iberus y Aneto y la cebada Baliner. Pirene es, por ahora, la última obtención en catálogo, lo que evidencia el compromiso de Agromonegros por desarrollar variedades nacionales que respondan a las demandas de los agricultores españoles y se adecuen a la agroclimatología de la Península Ibérica.

En la actualidad Agromonegros colabora en el proyecto BARISTA dedicado al desarrollo de nuevas variedades de cebada que sean más eficientes en el uso de agua y nitrógeno, más resistentes a los patógenos y más adaptables a los diferentes escenarios climáticos. Es un proyecto europeo integrado por 8 países y que cuenta con la colaboración de 13 entidades públicas, como el CSIC en España y empresas privadas siendo Agromonegros la única española. Además, la empresa también colabora en el Programa Nacional de Mejora de Cebadas en convenio con CSIC e ITACYL.