La organización agraria UPA-UCE Extremadura ha instado al Ministerio de Agricultura a que programe y ejecute «una batería de ayudas» para paliar «la grave crisis» que atraviesa el sector del vacuno, cuya rentabilidad arroja «una pérdida inexorable y progresiva». Hasta el pntio de que advierte de una situación “excepcionalmente grave”, ya que los ganaderos cuanto más producen más pierden.

Sólo así se puede «evitar el cierre y abandono definitivo de muchas explotaciones», ha afirmado el secretario general de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas, durante una rueda de prensa ofrecida en la Feria Internacional Ganadera de Zafra.

Esta organización agraria ha denunciado «la grave situación» que presenta el sector del vacuno de carne debido a la pérdida de rentabilidad, agravada por la covid-19.

Una situación que se debe «al desmesurado aumento» de los costes de producción en el último año, la competencia de producto extranjero producido «bajo estándares de producción más laxos» y el desequilibrio de la cadena de valor que impide repartir suficiente rentabilidad en algunos eslabones.

ADVIERTEN DE UNA SITUACIÓN “EXCEPCIONALMENTE GRAVE” PORQUE LOS GANADEROS CUANTO MÁS PRODUCEN MÁS PIERDEN

En opinión de Huertas, los datos del Ministerio de Agricultura apuntan a que las explotaciones de vaca nodriza no logran obtener beneficios en su cuenta de explotación si se excluyen los ingresos procedentes de los pagos desacoplados.

Para UPA-UCE, este dato alerta de una situación “excepcionalmente grave”, ya que los ganaderos cuanto más producen más pierden. Además, los costes de producción se han disparado con los piensos a la cabeza, que representan una subida del 40 % sobre el año pasado, a lo que se suman unos precios por los terneros muy reducidos, por debajo de los del año pasado.

“Esto demuestra, una vez más, el mal funcionamiento de la cadena alimentaria, ya que el productor no puede repercutir la gran subida que ha tenido de sus costes de producción, pues de cada 10 euros que paga el consumidor, al productor solo le llegan 3”, ha dicho Huertas.

Esta organización agraria sostiene que hasta ahora este sector no se ha beneficiado de ninguna medida por la crisis de la COVID-19, a excepción de un almacenamiento privado que tuvo un efecto muy limitado en la caída de los precios.

Esta organización agraria considera que también es preciso profundizar en la Cadena Alimentaria y reclama que la administración analice y actualice la cadena de valor del vacuno de carne.

Esta organización agraria recuerda que Extremadura cuenta con 500.000 vacas nodrizas, una cifra que la sitúa como la tercera comunidad autónoma productora de este tipo de carne en España y que ayuda al mantenimiento de un ecosistema vital para la región como el de la dehesa.