Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura ha registrado un escrito en la Delegación del Gobierno en Extremadura en el que solicita que disminuya la presión en el control de los vehículos de transporte de tomate que realiza la Guardia Civil durante los meses de recogida de esta hortaliza, al considerar que está siendo excesiva y está impidiendo el normal desarrollo de esta campaña.

La unión de las cooperativas extremeñas recuerda que el sector tomatero de la región es muy consciente y realiza un gran esfuerzo para mejorar las condiciones en las que se realiza el transporte, respetando los aspectos esenciales que garantizan la seguridad vial.

En estos días de la campaña del tomate en Extremadura se incrementan el número de vehículos pesados que transportan este producto desde las explotaciones productoras a las industrias transformadoras, para transportar los más de 2 millones de toneladas de tomate, en unos 100.000 desplazamientos (en torno a 1.500 desplazamientos diarios), por lo que insisten en pedir levantar la presión en el control de vehículos.

Durante los últimos años ha descendido de forma progresiva el número de incidentes de tráfico ocasionados por el transporte de tomate, la cantidad de material retirado de las calzadas y, con todo ello, el número de sanciones impuestas.

Esto es debido a que el sector del tomate para industria de Extremadura vela por aspectos esenciales para la seguridad vial como son la correcta sujeción de la carga o las distintas medidas para evitar los vertidos a la vía, entre otras.

No obstante, Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura evidencia que en la presente campaña ha aumentado la presión de la Guardia Civil en el control del transporte del tomate y se han multiplicado y endurecido de manera considerable los controles en carretera, impidiendo el trascurso normal de la campaña.

En opinión de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura esta presión, excesiva en muchas ocasiones, dificulta el trabajo que realizan los productores e industrias de sus cooperativas asociadas, con la importancia que tiene este sector para la economía regional. De este modo, ha ofrecido toda su colaboración a la Delegación del Gobierno para encontrar soluciones y disminuir esa presión en los controles al transporte de tomate.