La Unión de Tecores de Galicia (UNITEGA)  ha pedido a todas la cuadrillas de caza mayor que rematen la caza del jabalí el próximo dos de febrero. Considera que los objetivos cinegéticos de la presente temporada se han cubierto con creces. Es el momento de dar fin a las batidas. No tiene sentido prolongar a todo el mes de febrero la caza del jabalí.

UNITEGA valora muy positivamente que esta temporada se autorizara cazar el jabalí en los vedados. Gracias a ello han dejado de ser un foco de conflicto entre agricultores y cazadores. Ha sido una medida muy efectiva que espera se mantenga. Era un reivindicación que UNITEGA planteó en solitario en 2013 en las alegaciones a la vigente Ley de Caza. Ningún sindicato agrario o federación deportiva lo propuso en aquellas ocasión. Han tenido que pasar casi diez años para que la Xunta de Galicia aceptara que era necesario cazar el jabalí en los vedados.

CAZAR SOLO CUANDO EXISTAN DAÑOS REALES

Por eso, UNITEGA pide a las cuadrillas que atiendan solamente los casos en los que los agricultores sufran daños y escapar de la picaresca. Recuerda que la Xunta de Galicia amplió a febrero la caza del jabalí únicamente para evitar tramitar las solicitudes de batidas por daños. Eso no implica que se tenga la obligación de caza aunque no existan daños. Es el momento de aplicar el sentido común a la gestión del jabalí en Galicia.

Finalmente, recuerdan que las cuadrillas de caza mayor deben actuar con responsabilidad y no prolongar artificialmente la temporada de caza. Prolongar la caza a febrero aumenta un mes más la responsabilidad por accidentes de tráfico en los Tecores. Las Sociedades de Cazaros tendrán que asumir el sobrecoste económico de las franquicias que paguen por los accidentes.