El secretario general de UPA-UCE de Extremadura, Ignacio Huertas, ha asegurado este martes 27 que el sector ganadero afronta unas pérdidas de 1,5 millones de euros diarios debido a la sequía que afecta a la región. Por lo que reclama medidas de socorro urgentes a las Administraciones.

Estas pérdidas son resultado del gasto extra que deben hacer los ganaderos extremeños para alimentar al ganado debido a la falta de lluvia, ha explicado Huertas en una rueda de prensa.

El secretario general ha criticado que, mientras que el sector sufre este problema, las medidas puestas en marcha por las Administraciones son “casi inexistentes”. A día de hoy, el sector sufre unas pérdidas que se sitúan por encima de los 120 millones de euros en la región, ha apuntado.

Proponen una línea de apoyo a la construcción de infraestructuras para abastecer de agua al ganado, prestamos bonificados y ayudas de mínimis

Huertas ha subrayado que es una situación “muy grave” a la que se suman otros problemas importantes, como el encarecimiento de los forrajes, que provoca que los costes de producción se dupliquen.

Además, ya no hay agua en muchas de las explotaciones y los ganaderos se ven en la obligación de abastecer de agua al ganado con pozos de sondeo o con agua de otras explotaciones.

Ante esta situación, ha hecho un llamamiento a la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, y al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) para que atiendan las necesidades que tiene el sector.

En este sentido, ha instado a las administraciones públicas a sentarse “con carácter de urgencia” con las organizaciones profesionales agrarias para “adoptar medidas de socorro ante la situación que están viviendo muchos ganaderos y agricultores” por la sequía.

Entre las medidas de socorro que proponen, ha destacado una línea de apoyo a la construcción de infraestructuras para abastecer de agua al ganado, prestamos bonificados al 0 por ciento y ayudas de mínimis para los agricultores y ganaderos afectados por la situación.

Es una situación “muy complicada” que cada día se agrava más, debido a las temperaturas y a que no ha llovido, por lo que “es necesario poner en marcha estas medidas para que muchas explotaciones no se pongan en peligro este año”, ha dicho Huertas.

La producción de aceituna de mesa se reducirá en más de un 50% y las pérdidas alcanzarán los 36 millones

Por otro lado, ha afirmado que el sector del viñedo, en el que ya se ha finalizado la recolección, ha sufrido unas pérdidas de producción de en torno al 40 por ciento, respecto al año anterior, y, en consecuencia, los agricultores perderán 35 millones de euros.

Para la campaña de la aceituna de mesa, “aunque está empezando”, ha estimado que la producción se reducirá en más de un 50%, debido a que habrá mucha aceituna que no se podrá destinar a este fin.

Así, ha cifrado las perdidas de los olivareros de mesa en torno a 36 millones de euros mientras que, para el resto de la aceituna, “es pronto para cifrar las pérdidas” pero, si no llueve en los próximos meses, “no sólo se hablará de pérdidas de producción sino de una problemática en los árboles”.

Por último, ha manifestado que en los próximos días no hay previsión de lluvias y además este otoño seguirán las altas temperaturas, lo que “provocará que el gasto de agua sea todavía mayor debido a que las necesidades hídricas de animales y árboles será mayor”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here