La organización APAG Extremadura ASAJA ha solicitado al Gobierno regional celeridad para que se haga efectiva la modificación del Plan Infoex para que se autorice  la quema controlada de rastrojos, con el objetivo de atajar de raíz los problemas fitosanitarios detectados en muchas explotaciones extremeñas.

recuerdan que otras ccaa ya han agilizado o iniciado estas labores y que el cereal de secano extremeño necesita estas actuaciones

Esta organización profesional agraria ha llegado a tildar de «decepcionante que finalmente no se abordase tal modificación en el Consejo de Gobierno del pasado día 30 de agosto, tal y como se esperaba» , al tiempo que lamenta que otras comunidades autónomas, como Castilla y León, avancen en la quema controlada de rastrojos, o incluso ya tengan permiso para llevarla a cabo, como es el caso de Andalucía, «mientras que, por el contrario, en Extremadura esta quema siga paralizada».

Por ello, y ante la gravísima situación por la que atraviesan las miles de explotaciones de cereal de secano de nuestra comunidad autónoma que, sin alternativas de ningún tipo, ven gravemente mermadas sus producciones, campaña tras campaña», APAG Extremadura ASAJA considera que la Junta debe actuar con inmediatez y decisión para llevar a efecto la quema controlada de rastrojos.

En este sentido, recuerdan que miles de solicitudes por parte de agricultores extremeños avalan esta petición que, en opinión de esta organización profesional, se les debe dar respuesta a través de la inminente aprobación de la citada modificación con la autorización para la quema controlada de rastrojos.