La Alianza UPA-COAG ha hecho un llamamiento al sentido común y responsabilidad del Gobierno regional para que sea flexible y dé la orden de pago inmediato de las ayudas pendientes de cobro correspondientes a la PAC 2016.

Lo que queda pendiente de recibir por parte de los profesionales agrarios es la liquidación del 5% de las ayudas PAC 2016 y afecta al pago básico, pago verde y ayudas acopladas. Además, reclaman que se deben abonar de forma urgente los saldos que estén pendientes de cobro  de las  ayudas acopladas correspondientes a la campaña pasada.

Unos pagos justificados para afrontar la falta de tesorería en la que se encuentran los agricultores y ganaderos

Aunque el plazo con el que cuenta la Administración regional para hacer los pagos no termina hasta el 30 de junio, «la situación especialmente dramática de agricultores y ganaderos de Castilla y León motivada por las durísimas condiciones climatológicas de esta campaña aconseja adelantarlo lo más posible», señala la organización.

En este sentido, la Alianza UPA-COAG exige a la Junta de Castilla y León que abone de inmediato esta partida económica para afrontar la falta de tesorería en la que se encuentran los agricultores y ganaderos, «y ante el panorama desolador de elevadísimas pérdidas económicas en sus explotaciones por la extrema sequía que estamos sufriendo».

Así, recuerda que los estragos económicos de la presente campaña «son inmensos, y no se recuerda una situación tan crítica desde hace muchos años, por lo que nuestra solicitud sobre la mayor celeridad posible en las gestiones que demandamos está más que justificada».

Asimismo, la Alianza UPA-COAG reclama para los agricultores y ganaderos de Castilla y León «algo tan sencillo y fácil de llevar a cabo como que puedan cobrar cuanto antes sus ayudas europeas para responder, ante la falta de liquidez actual, a los compromisos con las entidades bancarias y con empresas de semillas, abonos, herbicidas, piensos…etc».