La Asociación Agraria de Jóvenes Agriculturores (Asaja) ha solicitado a las autoridades la declaración de zona catastrófica de la parroquia de Doado y zonas colindantes afectadas por el temporal de granizo del pasado domingo y que ha dejado graves daños en los viñedos de varias zonas de la Ribeira Sacra.

Según la organización, el pedrazo y el fuerte viento perjudicaron «notablemente» las plantaciones vitícolas de la comarca, con el riesgo de perder más de 400.000 kilos de uva en Doade y 900.000 en la subzona de Amandi.

«No sólo debemos de tener en cuenta las pérdidas de esta vendimia, ya que las consecuencias en los próximos años pueden ser mucho peores, al ser muchísimas las plantas dañadas por el granizo», alertó la organización en un comunicado.

Asimismo, lamentó que se reducirá la producción de botellas de vino este año y, en consecuencia, una «importante pérdida de cuota de mercado».

además de los daños en el granizo, ha habido importantes destrozos en infraestructuras necesarias en la zona

Para atajar la situación, la asociación propuso que, entre otras medidas, se oferten créditos subvencionados y ayudas a fondo perdido a los productores.

RIBEIRA SACRA GRANIZO ZONA CASTATROFICA 2Asaja también ha solicitado la reparación «lo antes posible» de los caminos de acceso a los viñedos, ya que «quedaron prácticamente intransitables».

A este respecto, la Consellería de Medio Rural se ha compromedio ya a trabajar de la mano de los viticultores de la Ribeira Sacra, especialmente los de la subzona de Amandi, para impulsar la recuperación de su producción y de las áreas afectadas por las tormentas registradas en las últimas horas en el sur de Lugo.

Así lo señaló la titular de este departamento, Ángeles Vázquez, que se desplazó hasta el ayuntamiento de Sober, acompañada por la delegada territorial de la Xunta en Lugo, Raquel Arias, para interesarse por los daños registrados en los viñedos de esta Denominación de Origen.