Las organizaciones profesionales agrarias de Castilla y León, entre ellas, Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) han pedido este martes 31, en una reunión online con el Presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, la puesta en marcha urgente de las ayudas al almacenamiento privado, especialmente para el sector del ovino, caprino y porcino, no de los más afectados por el coronavirus por el cierre del canal Horeca.

Jesús Manuel Gónzalez Palación, coordinador de UCCL, insistió, en la reunión para analizar la situación actual del sector agrario y ganadero en la región tras la crisis del coronavirus, las dificultades que están teniendo los ganaderos de ovino, caprino y porcino para vender su producción. En cuanto a cifras, esta organización agraria estima que en los próximos dos meses en Castilla y León habrá en total 600.000 lechazos, 10.000 cabritos y 250.000 cochinillos disponibles para salir a mercado, un mercado prácticamente cerrado en la actualidad por estar directamente vinculados al turismo y a la restauración.

Ante esta situación, UCCL exige la puesta en marcha urgente de las ayudas para el almacenamiento privado siempre, vinculadas al coste de producción, para garantizar que el sector agrario, que en la actualidad no pueden acogerse a ninguna ayuda puesta en marcha por el Ministerio, no tenga que vender por debajo de costes de producción y pueda suponer el cierre de explotaciones agrarias.

El cierre de los restaurantes a causa de la crisis del coronavirus ha puesto en una situación complicada al sector del ovino que lleva cuatro años en crisis y esta situación podría ser la puntilla para muchos ganaderos, que en estos momentos no saben qué hacer con su producción.

Asimismo UCCL denuncia los movimientos especulativos que se están llevando a cabo, se empieza a congelar lechazos, cabritos y cochinillos pero a unos precios muy bajos, o sencillamente sin precio, algo totalmente inasumible por el sector ganadero.