El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, reclama al Gobierno central que apruebe de forma urgente el decreto de sequía y permita al sector paliar algunas de las pérdidas que están teniendo por la falta de agua para el regadío debido a la ausencia de lluvias y la poca previsión de agua para la provincia en las próximas semanas.

Esta situación pone en alerta el estado general del campo por lo que exige a las administraciones que se adopten medidas para paliar las pérdidas que previsiblemente sufrirán los agricultores y ganaderos.

Por ejemplo, Fernández de Mesa afirma que, de seguir así la meteorología, las hortalizas no se podrán sembrar, lo que influirá en pérdidas de empleo para técnicos agrícolas, tractoristas, aplicadores y demás personal laboral, además de ventas nulas de semillas, fertilizantes, productos fitosanitarios y todo lo que dependa del sector agroganadero.

VEN NECESARIO EL ADELANTO DE LAS SUBVENCIONES Y LA CREACIÓN DE LÍNEAS AYUDAS, EL APLAZAMIENTO DE DEUDA Y ACCESO A FINANCIACIÓN A LARGO PLAZO

“Y es que la sequía es como una pandemia de la agricultura porque empieza en el campo, pero acaba afectando a todas las zonas rurales y todo su desarrollo económico”. Porque también, con respecto a la arboleda de riego en general, es importante matizar que, ante un estrés hídrico extremo, la recuperación de las producciones tarda de uno a tres años después de que finalice la sequía, lo que quiere decir que “si la sequía es extrema, la ruina de los agricultores está asegurada y se llevará por delante a todas las comarcas con sus pueblos al frente”.

Por tanto, Asaja pide a las administraciones públicas que se adopten las medidas necesarias para hacer frente a esta situación de sequía que atraviesa el campo cordobés. Entre ellas, el sector necesita la condonación de los cánones de riego e impuestos directos, bonificaciones en la seguridad social y reducción de los costes eléctricos de las explotaciones, “ya que no se riega y encima hay que pagar”.

Igualmente, la organización agraria solicita que se ponga en marcha el acceso de forma automática a los ERTES sin trabas administrativas o rebajas del IVA.

Asimismo, Fernández de Mesa considera necesario, además del decreto de sequía, el adelanto de las subvenciones y la creación de líneas ayudas, ágiles y directas, el aplazamiento de deuda y acceso a financiación a largo plazo.