El ministerio público ha acusado a un matrimonio ganadero de Murcia que vendió 400 cabras que no podian dar leche por un delito de estafa agravada y pide que se les condene a 20 meses de cárcel y 2.700€ de multa por un delito cometido alrededor de junio de 2014, así como una indemnización de 220.000 euros

Los encausados vendieron a otro ganadero de Navahermosa 400 cabras incapaces de producir la cantidad de leche deseada por faltarles ubres o presentar quistes mamarios, según mantiene el ministerio público.

en los seis meses siguientes a la compra, más de un centenar de las cabras fallecieron por daños pulmonares o hepáticos

Las conclusiones provisionales de la fiscalía, a las que ha tenido acceso Efe, señalan que tras varios contactos previos del comprador con los acusados, P.J.G. y la esposa de este, J.S., dueños de la explotación ganadera ubicada en la carretera que une Bullas y Cieza, municipios de la provincia de Murcia, se cerró la operación en junio de 2014.

Por esos ejemplares de cabras, de la raza murciano-granadina, el adquirente abonó en total el precio acordado, que se elevaba a 60.060 euros, pero al llegar los animales a su explotación en Toledo se encontró con que varias cabezas tenían una sola mama, presentaban quistes mamarios o padecían sequedad láctea.

Además, en los seis meses siguientes a la compra, más de un centenar de las cabras fallecieron por daños pulmonares o hepáticos.

Por esos defectos morfológicos, añade el escrito de la acusación, el comprador sufrió perjuicios que fueron tasados en algo más de 224.000 euros.

El ministerio público acusa a los esposos por un delito de estafa agravada y reclama para cada uno de ellos 20 meses de prisión y multa de 2.700 euros, así como que sean condenados a pagar como indemnización los 220.000 euros que reclama el comprador.

(Fotos: Archivo sin relación directa con la noticia)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here