Afortunadamente, no todos los suceos en el campo son trágicos y algunos incluso rozan el esperpento. Este es el caso de un agricultor que pidió permiso para dejar un tractor en una finca y cuando vuelve descubre que se lo han vendido como chatarra. O el de una familia que robó presuntamente un tractor y lo pintó de otro color para disimularlo.

n el primer caso, el Juzgado de lo Penal número 1 de León juzgará el próximo 6 de noviembre a las 11:00 horas a un varón que se enfrenta a 18 meses de prisión por vender como chatarra el tractor sin el consentimiento de su propietario. Una transacción que llevó a cabo después de que el titular del tractor depositase previo permiso el vehículo en una finca propiedad del acusado situado en Mansilla de las Mulas.

El acusado, guiado por el ánimo de obtener un beneficio patrimonial, en julio de 2017 vendió como chatarra el tractor sin el consentimiento de su titular, que conoció la enajenación días después al interesarse por el estado del vehículo, según recoge elnortedecastilla.es.

Por estos hechos, la Fiscalía pide para el acusado un año y seis meses de cárcel por un delito de apropiación indebida así como el pago de 4.800 euros en concepto de indemnización al titular del tractor.

Una familia roban presuntamente un tractor y lo pinta de otro color para disimularlo

Por otra parte, la Guardia Civil ha detenido en Montoro a cinco personas, todas ellas integrantes de la misma familia, de edades comprendidas entre los 28 y los 72 años, como presuntas autoras de los delitos de hurto de un tractor, al que llegaron a pintar de otro color, falsedad documental y desobediencia a los agentes de la autoridad.

Según ha informado el Instituto Armado en una nota, un particular denunció en el cuartel de Montoro que se había producido un hurto de un tractor y que supuestamente el mismo se encontraba en una finca del término municipal.

Ante ello, los agentes de un equipo ROCA, tras diversas gestiones e inspecciones en fincas de la zona, sospecharon que el robo pudiera haber sido cometido por varias personas, integrantes todas ellas de la misma familia.

Con el avance de la investigación localizaron el tractor sustraído en el interior de una nave propiedad de los sospechosos y comprobaron que había sido pintado de otro color, le habían cambiado numerosas piezas y le habían lijado el número de bastidor, todo ello con la finalidad de que no pudiera ser identificado.

Tras comprobar que se trataba del mismo tractor que fue sustraído, lo intervinieron y entregaron a su legítimo propietario. Después de que tener indicios suficientes de la implicación en el hurto de cinco personas, todas ellas residentes en Montoro e integrantes de la misma familia, han sido detenidas y puestas a disposición de la autoridad judicial.

(Foto: Archivo sin relación con la noticia)