El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este viernes 28 que el Ejecutivo pondrá en marcha un plan de choque con treinta medidasa abordar para el reto demográfico, y que hoy aprobará la comisión delegada que se constituye en Logroño y que él va a presidir.

Sánchez ha hecho este anuncio durante su intervención ante los medios de comunicación junto a la presidenta de La Rioja, Concha Andreu, tras firmar ambos un acuerdo de colaboración entre sus gobiernos.

El jefe del Ejecutivo ha recalcado que comparte con Andreu el compromiso de la «cohesión», de apostar por la igualdad entre territorios y de crear oportunidades «donde no existen», y ha recalcado que la estrategia del reto demográfico debe ser transversal y abordar este desafío que afecta, sobre todo, a nueve comunidades que llevan varios años perdiendo población.

Un ejemplo es La Rioja, donde, según el presidente, el 80 por ciento de los municipios tiene menos de quinientos habitantes, y ha recordado que en otros casos es la despoblación propiamente dicha, la dispersión geográfica o la baja densidad poblacional.

En el contexto de estas medidas Pedro Sánchez ha insistido en trasladar el compromiso del Gobierno «con el progreso de todos los territorios».

Un compromiso que, según ha subrayado, se plasma con el diálogo pero también «con hechos».

El jefe del Ejecutivo ha recordado que fue en una conferencia de presidentes de 2017 cuando el Gobierno anterior asumió el compromiso de aprobar una estrategia para el reto demográfico pero no fue hasta que él llegó a la Moncloa cuando se cumplió aquel mandato aprobando dicha estrategia con las primeras medidas.

Ha recordado además que el Ejecutivo da tanta importancia a este asunto que lo ha colocado en una de las Vicepresidencias, y cuenta también con una comisión delegada, que es la que se constituye este mediodía en Logroño.

Enfado agrario con el ministro Planas por no reunirse con el sector

Por otrto lado, las Organizaciones Profesionales Agrarias riojanas, ARAG-ASAJA, UPA y UAGR-COAG, han lamentado que el ministro de Agricultura, Luis Planas, haya rechazado su petición de mantener una reunión con el sector para trasladarle sus reivindicaciones, aprovechando su visita a La Rioja acompañando a Sánchez.

Una visita planificada precisamente para el reto demográfico y el despoblamiento rural, problemas que atañen especialmente a los agricultores y ganaderos, cuya actividad económica es el principal sustento del mundo rural.

Por este motivo, las organizaciones agrarias creen que el encuentro era oportuno, máxime cuando esta semana el Gobierno de España ha aprobado el Real Decreto Ley con medidas urgentes para el campo, y las OPAS quieren que se concreten los mecanismos para poder aplicarlas.

Cabe recordar que las OPAS riojanas, en sintonía con las protestas celebradas en el resto del país, se han unido para trasladar un mensaje de unidad en defensa del sector. En concreto, sus peticiones se basan en reclamar rentabilidad y futuro para los agricultores y los ganaderos riojanos, frente a la desalentadora coyuntura de precios por debajo de los costes en varias producciones y en denunciar situaciones especialmente críticas, como por ejemplo las que se sufre en fruta de hueso, hortaliza, remolacha u ovino extensivo.