El secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, ha asegurado que el futuro del sector agroalimentario pasa por impulsar el binomio jóvenes-innovación y por el apoyo por parte de las instituciones y de la iniciativa privada. Cabanas ha presidido este jueves 22 en la sede del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) la entrega de los premios de la II edición de Pascual Start up que reconocen proyectos de innovación en el ámbito de la nutrición y la salud, el medio ambiente y el «retail».

Según el secretario general, el Departamento «está convencido» de que la innovación facilita el emprendimiento entre los jóvenes y supone «un oportunidad» para el crecimiento económico. A su vez, la unión de jóvenes e innovación permite «abordar desafíos» que se plantean en términos de sostenibilidad económica y medioambiental en el sector agroalimentario.

Trabajar en la redacción de proyectos de bioeconmía para impulsar la sostenibilidad en el sector agrario y forestal

En su intervención, ha recalcado la necesidad de que los emprendedores cuenten con apoyo financiero institucional y privado y ha recordado que el Mapama ha abierto una línea de apoyo a este tipo de iniciativas a través del Programa Nacional de Desarrollo Rural que, junto a la aportación de las comunidades autónomas, cuenta con cerca de 115 millones hasta 2020.

Cabanas también ha defendido la necesidad de diseñar estrategias innovadoras a nivel de la producción para contribuir a la protección del medio ambiente, objetivo que también persiguen estos galardones de Pascual Start up. «Es imprescindible trabajar en la redacción de proyectos de bioeconmía para impulsar la sostenibilidad en el sector agrario y forestal», ha subrayado.

En su discurso, ha calificado de «magnífica noticia» que empresas agroalimentarias como Pascual pongan en marcha esta iniciativa que «contribuye a incrementar la presencia de la innovación» en dicho sector.

El director general ejecutivo de Calidad Pascual, José Luis Saiz, ha destacado que el espíritu de estos premios Pascual Start up es establecer un «emprendimiento colaborativo» entre los participantes. A su juicio, Calidad Pascual es una empresa «emprendedora que está dispuesta a apoyar a otros emprendedores».

Asimismo, ha señalado que “el mundo de las startup sigue creciendo de manera imparable y cada vez van a tener un protagonismo mayor en nuestra economía y nuestro tejido productivo y nosotros queremos estar a su lado”.

Ha añadido que la empresa está «comprometida» con la innovación agroalimentaria y «siempre poniendo en el centro a los consumidores» para mejorar su alimentación.

Tres proyectos innovadores, ganadores de esta edición

El acto ha sido clausurado por el director general de la Industria Alimentaria, Fernando Burgaz, quien se ha mostrado «convencido» de que «el futuro del sector agroalimentario español se sustentará y se fundamentará sobre la innovación que se hace hoy».

A esta edición de los Pascual Start up se presentaron 360 proyectos, 100 más que el año anterior, y han resultado finalistas nueve.

En la categoría de «Nutrición y Salud» ha resultado ganador el proyecto «Upcake», que consiste en la creación de un bizcocho en spray gracias a una fórmula que ha permitido introducir los componentes de una masa tradicional de bizcocho en un envase en spray, con lo que se facilita su elaboración con el sólo uso del microondas.

En el apartado de «Retail», el premio ha sido para «Delectatech», una startup tecnológica centrada en la investigación y desarrollo de aplicaciones basadas en Inteligencia Artificial y Big Data para el sector de la restauración.

Finalmente, el premio «Medio Ambiente» de los Pascual Start up ha recaído en «Light», una aplicación tecnológica que motiva a las personas a usar el transporte público, la bicicleta o el reciclaje a través de retos o mecánicas de competición que a su vez pueden trasladar a sus amigos y familiares.