Las donaciones anunciadas por las empresas del sector agroalimentario no paran de crecer, con entregas de alimentos y material sanitario para aquellos que lo necesiten, según pasan los días y se plantea la prórroga del estado de alarma.

Este martes 7, se ha dado a conocer que las empresas de Mercabarna han donado, desde el inicio del confinamiento hasta el 3 de abril, 59.000 kilos de frutas y verduras al Banco de los Alimentos, que han sido entregados a más de 35.000 personas en situación de vulnerabilidad.

El Colegio Oficial de Veterinarios de Murcia, ante la gran crisis sanitaria creada por el Coronavirus COVID-19, y debido a que muchos veterinarios encontraban dificultades para adquirir material de protección, como es el caso de mascarillas que están agotadas, ha adquirido para la profesión veterinaria 250 pantallas/viseras y 500 mascarillas (dobles, lavables, y con bolsillo para filtro incorporable de papel).

Según ha explicado el Presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Murcia, Fulgencio Fernández Buendía, “este material irá destinado principalmente a aquellos compañeros que trabajan directamente cara al público y necesitan protección, principalmente los que trabajan en centros clínicos veterinarios, ya que los que trabajan en el resto de los sectores sus empresas se las proporcionan. Intentamos con ello salvar una situación perentoria hasta que los proveedores puedan ofertarlas con normalidad. En una segunda fase, el material excedente se repartirá entre los todos los colegiados que precisen de mascarilla”.

Muchas de las donaciones parten de los propios trabajadores o de los agricultores

La empresa española de envolturas alimentarias Viscofan ha anunciado la entrega de 50.000 mascarillas quirúrgicas al Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, por lo que ya ha dado 130.000 mascarillas en lo que va de cuarentena y más de 1.000 batas a distintas instituciones.

Por otra parte, la cooperativa SUCA SCA ha distribuido material sanitario -como guantes, monos protectores, gel hidroalcohólico y mascarilllas- en centros sanitarios de Almería, Málaga y Huelva.

Según han explicado, los trabajadores han creado «una hucha solidaria» en la que cada uno aporta dinero para adquirir instrumental de protección y donarlo a instituciones que lo necesiten.

Por su parte, el sector agrario de Cantabria inicio una campaña de recogida de fondos entre agricultores y ganaderos y otros agentes del sector para adquirir material de protección para enfermos y personal sanitario de los Hospitales de la región. Hasta la fecha se han recaudado casi 50.000 € que van a ser empleados en la compra de diverso material sanitario en colaboración con el Gobierno de Cantabria que será entregado por fases a los diferentes centros hospitalarios de la región.

La asociación Orri Running Committee (ORC), compuesta por productores de la variedad de mandarina premium Orri, se ha sumado a la iniciativa ‘Food 4 Heroes’ y gracias a su mediación ha aprobado donaciones de cerca de 1.000 kilos de esta variedad protegida, que serán repartidos entre los profesionales y enfermos del hospital de campaña instalado en el recinto de IFEMA, en Madrid.

Como explica Guillermo Soler, Gerente de ORC, “se trata de un pequeño gesto con el que pretendemos agradecer a los grandes héroes de esta pandemia que cada día están luchando en primera línea para cuidarnos, protegernos y hacer que esta situación que estamos viviendo pase lo antes posible”.

Incarlopsa, compañía castellano manchega líder en la producción y elaboración de productos cárnicos porcinos, ha donado material sanitario y de protección a distintas entidades de las provincias de Cuenca, Toledo y Ciudad Real.

En total, más de 70.000 unidades de mascarillas, guantes, batas, EPIs, gorros, calzas, hidrogel desinfectante y otros materiales de protección con donaciones a hospitales, ayuntamientos y residencias de ancianos para ayudar a las personas que están combatiendo la pandemia en primera línea como personal sanitario o Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, entre otros colectivos.

La marca premium de fruta y verdura SanLucar y el productor agrícola Llusar y Cía. han donado dos toneladas de mandarinas para el colectivo más afectado por la actual crisis sanitaria, las personas mayores.

Así, y con la intermediación de la Policía Nacional y el Ejército, los 2000 kilos de cítricos han sido repartidos entre un total de diez residencias de ancianos, ubicadas en las ciudades de Valencia y Castellón.

“El fuerte impacto del coronavirus en las residencias de mayores es algo ante lo que no podíamos quedarnos de brazos cruzados”, explica el fundador del Grupo  SanLucar, Stephan Rötzer.