La semana pasada el puerto de Cádiz recibió 27.500 toneladas de trigo duro procedentes de cultivos de las provincias de Cádiz, Sevilla y Huelva para enviar a Túnez y que servirán al gobierno de ese país para la elaboración de alimentos como la pasta o el cuscús.

BERGÉ fue el encargado de gestionar desde el muelle de la Cabezuela en Puerto Real Puerto de Cádiz la consignación del buque y carga de la mercancía con estas 27.500 toneladas de trigo duro, además de poner a disposición del cliente los almacenes cubiertos necesarios para la recepción previa de la mercancía. Operación de gran envergadura en la que BERGÉ ha mostrado su gran potencial al conseguir cargar el buque al completo en tan sólo cuatro días.

Actualmente, el sector agroalimentario, representa en torno al 11% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y las exportaciones de estos productos sitúan a España en el cuarto puesto dentro de la Unión Europea. Dentro de este sector, BERGÉ es considerada una de las compañías estibadoras de referencia con 150 años de experiencia en el ámbito marítimo y que cada año opera más de tres millones de toneladas de cereales, como maíz, trigo, girasol, soja, azúcar, arroz y todo tipo de harinas, que almacena en sus más de 500.000 m2 de superficie cubierta para el tratamiento y control de estos productos.

A estas cifras, cabe añadir, que BERGÉ es una compañía certificada en seguridad alimentaria GTP (para almacenamiento y transporte de cereales, oleaginosas, proteaginosas y otros productos vegetales) y GMP+ (asegurando la inocuidad alimenticia), así como en el sistema de gestión ISO 9001 y 14001. De esta forma, la compañía garantiza la seguridad en el control durante la manipulación (carga y descarga), almacenaje y transporte de este tipo de mercancía y pone a la disposición de todos sus clientes los servicios necesarios para una adecuada trazabilidad y seguridad de todos los procesos de la cadena logística portuaria.