Alertada por las quejas de agricultores de la provincia, ASAJA Palencia denuncia un repunte de la población de topillos, sobre todo en zonas de Campos y La Nava. Son muchos los agricultores que en estos días están trasladando a los técnicos de la organización su alarma por esta abundancia de roedores, principalmente en los cultivos de alfalfa próximos a cunetas y arroyos, donde los topillos tienen sus reservorios.

ASAJA ha pedido a los agricultores que estén atentos a la evolución de los topillos y que comuniquen en la asociación los repuntes que se observen. De esta forma los técnicos informarán a su vez al Itacyl, y solicitarán visitas técnicas de comprobación de las poblaciones de roedores.

ASAJA solicitará medidas preventivas para evitar que este problema derive en una plaga en otoñoque afecte a la sementera

La información que llega a ASAJA desde municipios como Fuentes de Nava, Abarca de Campos, Frechilla, Marcilla, Osorno, Villadiezma, Monzón, Cisneros, Villelga, Autillo, Castromocho, Guaza y otros términos de la provincia, es muy importante, porque con estas denuncias la organización solicitará medidas preventivas para evitar que este problema derive en una plaga en otoño y adquiera unas proporciones que impidan la sementera.

ASAJA Palencia, que ha trasladado esta situación anómala a la Junta, considera que la quema controlada de rastrojos es necesaria para eliminar los excesos de maleza en los límites de las parcelas, así como para mantener limpios los cauces fluviales, y por tanto eliminar los reservorios.

Por ello ha presentado alegaciones al borrador de la orden de quema de rastrojos de la Junta, ya que la considera demasiado restrictiva en cuanto a la superficie objeto de la quema así como en lo que se refiere a las fechas previstas.

Además de mayores facilidades para la quema de rastrojos, la organización pide que se contemplen medidas de control y prevención de una posible plaga de topillos.