La Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural Castilla-La Mancha ha procedido al abono, este viernes 3, de más de 11,5 millones de euros correspondientes a las ayudas asociadas de la Política Agraria Común (PAC) a ganaderos y agricultores de la región. Por su parte, Murcia ha pedido que se active la reserva de crisis.

La consejería castellanomanchega ha subrayado, en un comunicado, que se trata de “una nueva inyección económica para el campo” y ha destacado los pagos de caprino, al vacuno de leche y los derechos especiales por más de 4,5 millones de euros.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha señalado que supone un “impulso a un sector, el ganadero, que se está viendo perjudicado por la crisis del COVID-19, junto con el del ovino, que ya recibió más de 17 millones de euros de inyección económica la semana pasada”.

En cuanto a los pagos, casi dos millones de euros se destinarán a más de 900 agricultores de caprino beneficiarios; casi siete millones, para cerca de 9.000 agricultores de cultivos proteicos, a los que se unen los más de 170 beneficiarios de las ayudas asociadas de vacuno de leche y derechos especiales, que percibirán más de 3 millones de euros.

En lo que va de campaña de la PAC, ha recordado el consejero, ya ha abonado más de 587 millones de euros a los perceptores de esta política comunitaria tan importante para el sector agroalimentario.

Además, ha dado cuenta del abono de más de dos millones de euros para la industria y cooperativas agroalimentarias realizado en el mes de marzo.

Murcia pide a la CE que active la reserva de crisis del presupuesto de la PAC

Por su parte, el Gobierno de Murcia solicitó al central que traslade a la Comisión Europea la petición de que se active la reserva de crisis del presupuesto de la PAC para compensar los daños del sector agrícola y ganadero, sobre todo de ovino y caprino, por la crisis del coronavirus.

En un comunicado, hablaba este jueves 2 de “cambios de hábito en los mercados y complicaciones para sacar adelante las producciones o transportar mercancía” para que se disponga de un fondo dotado con 400 millones de euros anuales y que se empleó en crisis como la del veto ruso a la hortofruticultura comunitaria.

Para el período 2014-2020 son 2.800 millones que salen de la reducción de un 1,4 % de las ayudas directas superiores a 2.000 euros que reciben los beneficiarios de la PAC y que en el caso de no activarse esa reserva se les reembolsa al finalizar el año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here