Técnicos de la Agencia de Salud Pública de Cataluña investigan un establecimiento que ha sido origen de una intoxicación alimentaria que ha afectado a diversas familias que visitaron la Feria del Conejo de Vilafant el fin de semana pasado. Este incidente ocurre al mismo tiempo que otras dieciocho personas, de diferentes provincias, resultaran intoxicadas tras haber asistido ese fin de semana a la Feria del Queso de Villaluenga del Rosario (Cádiz).

Según informa la Generalitat de Cataluña, la cifra de afectados por el momento es de veintiocho, todos con sintomatología leve y de poca duración.

Las encuestas epidemiológicas realizadas durante la investigación han determinado que supuestamente el alimento implicado es raviolis de pasta rellenos de conejo en salsa.

Los afectados comenzaron a desarrollar síntomas al cabo de nueve horas de consumir el producto en mal estado y en todos los casos el cuadro fue de vómitos, malestar y diarrea, que desaparecieron en un plazo de entre doce y veinticuatro horas.

Algunas de estas personas fueron atendidas en diferentes centros de salud, pero ninguna de ellas requirió en algún momento de hospitalización.

La Feria del Conejo de Vilafant contaba con nueve paradas que ofrecían productos a los visitantes y, una vez determinado el establecimiento presuntamente implicado, se ha abierto investigación para valorar las instalaciones, la higiene, la manipulación de los alimentos y las medidas de control.

Este trabajo confirmará cómo se ha originado la contaminación y el microorganismo causante.