Si el otro día se denunciaba por vender patata francesa por española, esta vez Carrefour es denunciada por utilizar las fresas como reclamo, ofertándolas como regalo por compras superiores a 40 euros, lo que hace pensar en una posible práctica de venta a pérdidas.

La denuncia viene de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) que ha acusado públicamente a la multinacional francesa Carrefour de usar la fresa como producto reclamo, incurriendo en una práctica inmoral e injusta que perjudica a los productores, desprecia a la competencia y engaña a los consumidores.

Así, la organización ha explicado que desde hace varios días, con cualquier compra en los centenares de establecimientos que la cadena tiene en España, se ha entregado a los clientes un ticket que anunciaba la promoción: “Por compras superiores a 40 euros –una compra normal en este tipo de grandes superficies- regalo de 2 tarrinas de 500 g. de fresón origen Huelva”. Tras enterarse de las intenciones de la empresa, desde UPA han tratado de “hacer entrar en razón” a los directivos de Carrefour, explicándoles el daño que hacen este tipo de promociones a todo el sector.

Carrefour se ofreció a retirar la promoción , pero sólo en las zonas productoras

“No nos han hecho el menor caso”, ha señalado Manuel Piedra, agricultor de fresa y secretario general de UPA Huelva. “Ellos saben que estas ofertas son un engaño para los consumidores -pues el margen lo recuperan con productos de otro tipo-, una deslealtad para la competencia y un destrozo para los agricultores, pues regalar masivamente un producto hunde automáticamente su cotización para toda la campaña”.

UPA ha explicado que Carrefour se ofreció a retirar la promoción sólo en las zonas productoras, lo que fue rechazado por los agricultores, por pretender ser “un parche y un engaño más”. Los agricultores exigen a la compañía que retire la oferta total y abandone el uso de los alimentos como gancho o reclamo para los consumidores.

Desde hace unos años, Carrefour utiliza a los agricultores y ganaderos como núcleo de su actividad promocional, llenando sus centros de grandes carteles hablando de su supuesto apoyo a los productores nacionales. “Menos falsa promoción y más responsabilidad”, le han exigido desde UPA, que valora pedir la intervención de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) para que investigue esta oferta de fresas por si estuviera acarreando prácticas ilegales como la venta a pérdidas.