El grupo Osborne ha anunciado este lunes 11 que recomprará los títulos de la compañía que están en manos de la firma china Fosun justo dos años después de que la empresa española ampliara capital para darle entrada en su accionariado.

En un comunicado, el grupo alimentario -propietario de marcas como jamones Cinco Jotas o las bebidas Carlos I, Magno, Veterano, Anís del Mono y Montecillo- ha informado de que la operación le permitirá recuperar la participación del 20% que ostentaba Fosun, aunque mantendrá, no obstante, una «alianza estratégica para el desarrollo» de su negocio en el mercado chino.

«No ha sido un fracaso para ninguna de las dos partes. No necesitábamos una inyección de capital salvo que hubiera una operación de compra; al no salir, se deshace la inversión»

Desde Osborne no han facilitado el montante económico que supondrá esta recompra de acciones, y se han limitado a detallar que se llevará a cabo «en las próximas semanas».

Un portavoz de la compañía ha explicado a Efeagro que la entrada de Fosun en el capital de la empresa española, que se remonta a julio de 2014, tenía un doble objetivo: contribuir «al desarrollo comercial del mercado chino» del grupo, pero también facilitar operaciones de compra de otras empresas que interesasen a Osborne.

OSBORNE CAPITAL CHINOSin embargo, «tras valorar la situación del mercado y los elevados precios a los que se están realizando dichas operaciones, ambas compañías han decidido desestimar temporalmente el crecimiento por esta vía y, por tanto, deshacer la inversión de Fosun en el capital de Osborne».

«No ha sido un fracaso para ninguna de las dos partes. No necesitábamos una inyección de capital a no ser que surgiera una operación de compra; al no salir, se deshace la inversión», ha subrayado este mismo portavoz.

El acuerdo alcanzado por las compañías garantiza que «más allá de esta operación accionarial», ambas se comprometen a «reforzar» una alianza «que tan buenos frutos ha dado en los últimos dos años» para crecer en el mercado chino.

Además, mantienen abierta su disposición a volver a analizar un nuevo acuerdo de colaboración en el caso de que surjan proyectos en el futuro relacionados con la compra de otras empresas, según han precisado fuentes de la empresa española, que volverá de esta forma a pertenecer al 100 % a la familia Osborne.

La empresa pretende ahora reforzar su estrategia de crecimiento «sin necesidad de recurrir a recursos financieros externos»

El grupo Osborne ha recordado que el pacto con Fosun le permitió «acelerar» su expansión en el país asiático, donde incluso cuenta con una filial.

De hecho, el acuerdo contribuyó a incrementar sus ventas de jamones Cinco Jotas hasta convertir a China en el segundo mercado más importante para la marca, sólo después de España.

La empresa pretende ahora reforzar su estrategia de crecimiento «sin necesidad de recurrir a recursos financieros externos», de acuerdo con el comunicado, en el que recuerda como ejemplo la adquisición reciente de la ginebra premium Nordés.

La compañía -propietaria también de la imagen del Toro de Osborne- cerró el último ejercicio con 241 millones de euros en ventas (un 1,6 % menos que en 2014) y un Ebitda de 35,6 millones (un 11 % inferior al del año anterior).