La bandera arcoíris ya ondea en varios municipios de la Sierra de Cádiz con motivo de la celebración hasta el próximo 18 de junio de la cuarta edición del Orgullo Serrano. Continúan así las jornadas reivindicativas por la dignidad y los derechos de las personas LGTBIQ de la comarca.

Las actividades, que cuentan con el apoyo de la Diputación de Cádiz, se están desarrollando cada día en uno de los cinco municipios que este año participan en la celebración. El miércoles 14 fue el turno de Grazalema. Hasta allí se desplazó la diputada de Igualdad, Isabel Moya, que participó junto al alcalde, Carlos García Ramírez, otros miembros de la Corporación local y representantes de los colectivos organizadores del Orgullo Serrano, en la izada de la bandera arcoíris en el balcón del Ayuntamiento y en la lectura de un manifiesto.

También como parte de la agenda de actos reivindicativos en Grazalema, la Casa de la Cultura acogió la representación de la obra ‘Domingo’, de Alberto Maldonado.

Los actos continúan en la jornada de este jueves 15 en El Bosque, donde, además de izar la bandera y leer el manifiesto, se va a exponer la muestra ‘Es natural’, sobre diversidad sexual en el reino animal. El Orgullo Serrano llegará el viernes 16 a Bornos y el fin de semana tendrá su colofón en Arcos, donde se va a desarrollar el acto central de la iniciativa, con una marcha reivindicativa y una fiesta, además de otras muchas actividades. Hay que recordar que esta edición del Orgullo Serrano comenzó el día 12, habiendo pasado también por la propia Arcos y por Ubrique.

El objetivo de los organizadores del Orgullo Serrano es que progresivamente se vayan sumando más ayuntamientos de la comarca como parte de la lucha por dar visibilidad a los colectivos LGTBIQ y normalizar su situación en la sociedad, una asignatura pendiente, especialmente, en los pequeños núcleos de población, donde el estigma social y los prejuicios que sufre este segmento de la población son aún más severos que en las grandes ciudades.