Las organizaciones UPA Joven y Fademur han reconocido hla valentía del colectivo LGTBI ante las diferentes adversidades que sufre día a día desde un modelo social «que no les acepta». Los y las jóvenes del mundo rural han querido reconocer en el Día Internacional del Orgullo LGTBI la lucha de este movimiento contra «la estigmatización y exclusión todavía existente».

Para la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (Fademur), como «tenaz luchadora por la igualdad entre hombres y mujeres», los paralelismos entre la lucha feminista y la del movimiento LGTBI «son evidentes». Desde Fademur han declarado «sumarse a las reivindicaciones LGTBI» ya que «son aspiraciones de igualdad, como las nuestras». «Ambos movimientos sufrimos la visión heteropatriarcal en todos los territorios, tanto en las ciudades como en los pueblos», han señalado.

Por su parte, la organización agraria para jóvenes, UPA Joven, ha añadido que los y las integrantes del colectivo LGTBI que viven en pueblos sufren «una doble discriminación». Por un lado, «vivir en entornos rurales implica, lamentablemente, menores posibilidades de desarrollarse laboralmente y, cada vez más, escasos servicios», han explicado. Por el otro, «la vivencia de sus cuerpos, identidades y/o afectos fuera de lo que está socialmente bien visto les impide desarrollarse social y personalmente», han concluido.

Por ello, tanto UPA Joven como Fademur, han hecho un llamamiento a todos los grupos políticos para «asegurar una educación sexual y afectiva inclusiva y respetuosa» en todos los centros educativos del país. Asimismo, han animado a toda la población que se sumen a las movilizaciones de defensa del movimiento LGTBI.

(Foto: Leticia Marsó, finalista del concurso #FotoRural 2014)