La Unión de Extremadura ha denunciado que si las pérdidas por las heladas en Aragón y Cataluña se van a financiar con presupuestos del Ministerio «¿por qué las ocurridas en Extremadura por la sequía se quieren financiar con fondos regionales?».

El Ministerio de Agricultura ha presentado el borrador del Real Decreto por el que se van a aprobar ayudas a las Centrales de acondicionamiento de frutas afectadas por la helada asociada a la borrasca Ciril. Estas ayudas se van a conceder para paliar los efectos económicos derivados de la falta de procesamiento de la fruta debido a esta helada.

En Extremadura se encuentran en una situación muy parecida pero causada por otra incidencia climatológica, las entidades que tienen secaderos y almacenes que cada año manipulan arroz y maíz, este año se van a ver perjudicadas por la falta de actividad ya que debido a la sequía que ha dejado más de 35.000 ha sin poder regar, va a suponer la pérdida de la totalidad de actividad en los mismos o una pérdida importante.

Si el Ministerio de Agricultura, con cargo a sus presupuestos van a conceder una ayuda directa de hasta 200.000 € para las entidades que van a tener menos actividad por las heladas, ¿por qué motivo, este mismo Ministerio no va a aportar estas mismas ayudas a las entidades que no van a tener actividad por la sequía?

La Junta de Extremadura está trabajando para aprobar una línea de ayudas con cargo a los presupuestos regionales para paliar estas pérdidas, pero para la organziación agraria la pregunta es la siguiente: «¿Por qué motivo las pérdidas por causas meteorológicas en Extremadura se financian con presupuesto regional y en cambio las acaecidas en Cataluña y Aragón, se financian con presupuestos del Estado?»

Por eso, la Unión Extremadura ha remitido un proyecto de Real Decreto, tanto a la Junta de Extremadura como al Ministerio de Agricultura para que se apruebe una línea de 12 millones de € para paliar las pérdidas ocasionadas en la entidades asociativas agrarias (Cooperativas, Sat, etc.) por falta de actividad como consecuencia de no poder manipular maíz y arroz debido a la sequía en aquellas entidades que demuestren una pérdida superior al 30% de la actividad. Esta ayuda de hasta 200.000 € por entidad se concede para poder hacer frente a los costes fijos de dichas entidades.