Fertiberia TECH ya ha puesto a disposición de los agricultores su nueva gama de fertilizantes líquidos Nutrifluid IMPULSE, una revolucionaria e innovadora línea de abonos para fertirrigación con tecnología exclusiva eON , que ayuda a mejorar las producciones, rendimientos y la calidad de todo tipo de cultivos, ya sea olivar, cítricos, frutales, hortícolas al aire libre, cultivos bajo invernadero, etc. El uso de esta nueva tecnología incide directamente en la rentabilidad que obtiene el agricultor. Los distribuidores de Fertiberia TECH ya tienen a disposición del agricultor esta nueva gama de abonos.

Nutrifluid IMPULSE ha sido presentado a principios de este 2020 en España y Portugal, entrando con fuerza en el segmento de los abonos líquidos para fertirrigación para cultivos especializados, tanto al aire libre como en invernadero. Nutrifluid IMPULSE incorpora la tecnología eON, constituida por la unión de moléculas polianiónicas activadas que funcionan como un impulsor energético.

La tecnología eON, por su carácter aniónico, favorece que el fertilizante disuelto en el agua de riego permanezca retenido en el entorno del bulbo húmedo, mejorando la distribución de los nutrientes que están mas disponibles para las raíces, lo que supone un aumento de la eficiencia del riego.

Esta tecnología permite mejorar la respuesta de los cultivos, reduciendo la cantidad de energía que la planta necesita para la absorción de nutrientes. Además, se consigue optimizar el balance energético en las reacciones de la biosíntesis de las proteínas y se mejora la capacidad de fotosíntesis de las plantas. Los beneficios de Nutrifluid IMPULSE son muy importantes para la planta:

  • eON aporta energía extra disponible que la planta puede usar como energía de activación (Ea): Físicamente es la energía mínima que necesita un sistema antes de poder iniciar un determinado proceso, y químicamente es la cantidad de energía mínima necesaria para que se lleve a cabo una reacción.
  • eON activa los procesos de formación de enzimas que favorecen el crecimiento de las plantas, mejorando el balance energía/reacción, consiguiendo generar con la misma energía mayor número de enzimas.
  • eON regula los procesos que permiten la correcta distribución de los azúcares de reserva hacia los tejidos productivos (semillas, frutos, tubérculos, etc.), constituyendo un potente estimulador de la síntesis y acumulación de proteínas, repercutiendo de una manera directa en la eficiencia del nitrógeno aportado.

El producto ya ha sido testado en olivar, tomate y peral con resultados muy positivos a lo largo de varias campañas. En los tres cultivos se ha constatado un aumento de la producción final, una mejora de la calidad de los frutos y un incremento importante de la rentabilidad del cultivo, que es lo que le interesa más al agricultor profesional.