La Alianza UPA-COAG  de Ávila se ve en la obligación, un día más, de denunciar varios ataques de lobos en la provincia, tras ver cómo sendos ataques de lobadas han provocado la muerte de una oveja y un becerro, lo que sitúa a los ganaderos de la provincia en lo más alto del ranking de perjudicados por los daños del lobo.

En las últimas horas los cánidos han vuelto a matar dañando muy seriamente el patrimonio personal de un ganadero, en esta ocasión del término municipal de Garganta del Villar, con una oveja muerta. Además se ha producido otra lobada en la localidad de Amavida, con la muerte de un becerro de apenas tres días de vida.

La Alianza de Ávila hace un llamamiento desesperado a la Junta de CyL para que se haga cargo de la situación que sufren los ganaderos

Nuevamente la provincia de Ávila vuelve a ser protagonista del peor de los ranking de lobadas sufridas en la región, siendo noticia una vez más por el suceso de animales muertos como consecuencia de la expansión incontrolada de lobos que sufre nuestro territorio provincial.

La Alianza UPA-COAG de Ávila hace un llamamiento desesperado a la Junta de Castilla y León para que se haga cargo de la situación que sufren los ganaderos. El destrozo que padecen las ganaderías abulenses de vacuno y ovino no puede convertirse en algo anecdótico, que pase desapercibido un día sí y otro también sin que se tomen medidas urgentes desde la administración competente.

Los dramas y desastres personales que sufren muchos profesionales titulares de explotaciones familiares ganaderas de nuestra provincia no deberían caer en saco roto, y tendrían que ser motivo suficiente para que el Gobierno regional actuara de inmediato con un serio trabajo de controles poblaciones y de indemnizaciones directas y ajustadas al valor real de las pérdidas.