La producción de cereales en España alcanzará 23.314.800 toneladas en la campaña 2016-2017, con un incremento del 21,5% respecto a la temporada anterior, según el último balance del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Esto puede representar un nuevo varapalo a los precios, que ya están de por sí bastantes bajos y que con una buena cosecha no van a variar su tendencia a la baja.

En la presente campaña, que oficialmente terminará el 30 de junio, las cosechas de cereales de invierno han sido las siguientes: trigo blando, 6.913.100 toneladas (+27%); trigo duro, 1.029.900 toneladas (+11,34%), y cebada, 9.289.800 toneladas (+38,5%).

La cosecha de avena ha repuntado un 42,8% esta campaña, hasta 1.115.600 toneladas ha detallado el Departamento. Por lo contrario, la producción de maíz (cereal de primavera) bajará en la actual temporada un 12% anual, hasta situarse en 3.981.800 toneladas.

Por otra parte, ha apuntado que esta campaña las existencias finales en el mercado se sitúen en 4.286.100 toneladas de cereales, lo que supondría un ligero descenso respecto a las disponibles en la temporada 2015-2016 (4.368.700 toneladas).

Cabe recordar, ante esta producción de cereales en España que sus precios en los mercados mayoristas parece que han entrado en una tendencia de caída libre, al sumar por tercera semana registros negativos y comenzar a acumular unos registros muy preocupantes para todo el sector, que no ve cómo enderezar esta tendencia (especialmente en el caso del trigo duro que en sólo tres meses del año ya acumula una caída de casi un 20% respecto a 2016).