Llevamos meses hablando de la reforma de la nueva PAC, de los cambios que conllevará, de cómo afectará al campo español todas las nuevas obligaciones, de los recortes y ahora el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas,  asegura que los agricultores tardarán años en conocer cuánto les va a corresponder y qué cantidad irá a cada sector.  «Hemos conseguido cerrar un acuerdo tras dos años y medio de negociación. A principios de 2021 pueden estar concluidos los textos legales y en 2023 será cuando se sepa la cantidad y los sectores», ha precisado, señalando como fundamental para ello el Plan Estratégico Nacional que se negocia con las Comunidades Autónomas para «decidir qué sector necesita más apoyo y cómo articularlo. No es solo aprobarlo a nivel europeo, que estoy muy contento, sino que es más complicado, ahora hay que afinar mucho con las Comunidades Autónomas».

Planas que ha participado en La mañana de Andalucía tras el acuerdo logrado en Europa para fijar las cantidades de la nueva PAC ha insistido en que a España le corresponden «47.724 millones que supone algo más que en el periodo anterior que fueron unos 47.500», por lo que ha descartado que se haya producido un recorte en estas ayudas. Ha destacado como «gran novedad» los ecoesquemas que supondrán «un 20% de las ayudas» y que serían pagos que se abonarían a los que cumplieran condiciones medioambientales adicionales, aunque debe ser cada país el que las fije como una fórmula más «para la lucha contra el cambio climático», aunque insiste en que el sector tenga paciencia porque se tardará años conocer cuánto les va a corresponder a cada agricultor.

En cuanto a Andalucía, ha admitido que «la semana que viene» mantendrá una reunión con el presidente de la Junta para trabajar «en pro de nuestros agricultores y ganaderos», pero esta semana ha anunciado una buena noticia para un destacado sector andaluz, el del aceite de oliva y la aceituna de mesa que «en una campaña como esta en la que el aforo será importante vamos a poder intervenir en el mercado». Y precisamente estos dos productos afectados seriamente por los aranceles norteamericanos están, como el ministro, muy pendientes del 3 de noviembre, fecha de las elecciones norteamerianas. «Espero una relación más positiva con Europa, pero dependerá de quién sea el presidente».