El sindicato agrario vasco EHNE ha denunciado este miércoles 2 las «prácticas abusivas» por parte de algunas industrias lácteas en la compra de leche de oveja a los productores y ha exigido a los gobiernos vasco y navarro que hagan las inspecciones pertinentes para hacer cumplir la legislación vigente.

El sindicato agropecuario vasco ha difundido este miércoles un comunicado en el que asegura que «algunas industrias que compran leche de oveja no están jugando limpio con los pastoras».

Según ha recordado, la compra-venta de este producto está regulada por ley, de manera que debe llevarse a cabo «mediante contrato» entre las partes, previa presentación, con dos meses de antelación a la firma, de «una oferta escrita» por parte del comprador.

Estas condiciones «no se están cumpliendo» porque «las industrias esperan hasta el último momento» para hacer «una oferta, insuficiente», y eso supone «acorralar» a los pastores, dado que «los corderos están naciendo y tienen que empezar a vender la leche en breve».

El sindicato de «baserritarras» ha añadido que, además, tiene constancia de que «algunas industrias» están «apretando» a los productores con los precios, cuando la legislación sobre la cadena alimentaria impide «claramente» vender o comprar leche «a precio inferior al que cuesta producirla».

Las normas «están sobre la mesa, pero alguien tiene que hacerlas cumplir», destaca EHNE, que exige a los ejecutivos de Euskadi y Navarra que «detengan esas prácticas abusivas» llevando a cabo «las inspecciones» oportunas, para que «nadie oprima al eslabón más débil de la cadena».

Cabe recordar que este problema no es solo del País Vasco o Navarra y en la compra de leche de oveja sino que se extiende por toda España, destacando lo que ya se venía denunciando desde todo el sector lácteo que la industria intentaba cambiar los contratos para falsear los costes.