La organización agraria ASAJA León se opone al proyecto de macroplanta fotovoltaica que pretende construir en terrenos públicos de la Junta Vecinal de El Burgo Ranero,en la provincia de León, la empresa Green Capital Power, SLU. El jueves 7 de octubre se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia el anuncio del área de Industria y Energía de la Subdelegación del Gobierno en León, por el que se somete a información pública  la solicitud de autorización administrativa previa y el estudio de impacto ambiental de la planta solar denominada Dalia, de 130 MW, y su infraestructura de evacuación hasta la localidad de Luengos, en el municipio de Santas Martas.

El Burgo Ranero es uno de los municipios  de la provincia donde más jóvenes se están incorporados a la agricultura atraídos por las expectativas que se abren con los nuevos regadíos del Payuelos.

Aunque la macroplanta fotovoltaica está proyectado en fincas de cultivo de secano, debido al elevado número de agricultores que están activos en el pueblo, y a las recientes incorporaciones de jóvenes, las 236 hectáreas que ocuparían las placas supondrían un importantísimo quebranto económico para las explotaciones. Por otra parte, la línea de evacuación, que atravesaría fincas de regadío, interferiría de forma muy negativa en la modernización del regadío.

ASAJA León ya ha anunciado que presentará alegaciones a esta instalación, al considerar que va a provocar un enfrentamiento vecinal y que va a ocasionar pérdidas importantes a un sector agrario que es el único que está asentando población y dando vida al territorio.

El pulso entre las empresas fotovoltaicas y el sector agrario por la invasión de tierras decultivos para la instalación de megaplantas se lleva recrudenciendo en los últimos mesesen los últimos meses, sober todo tras laamenaza con expropiar un suelo tramitando una declaración de “utilidad pública” en la provincia de León.