No hay prácticamentre un día en el que las malas noticias del sector agrario no amenace a un cultivo o a una parte de la ganadería. En los últimos meses se ha visto cómo el sector de los cítricos, la fruta de hueso, los arándanos, algunos cereales, el aceite y un largo etcétera atraviesas crisis importantes y en todas ellas pende la amenaza del abandono de dichos cultivos. Una amenaza que, por ejemplo, en el caso de la leche ya está afectando a una de cada dos explotaciones. Sin embargo, parece que una cosa es el enfado puntual y otra la percepción de futuro que se tiene. Así, según un estudio, el 23% de las empresas dedicadas a la agricultura y ganadería prevé aumentar su plantilla a corto plazo, frente al 79 % que la mantendrá estable y el 1,9% que estima que su evolución va a ser negativa.

Así de desprende del estudio difundido este martes 21 por Iberinform, filial de Crédito y Caución, con datos extraídos de 300.000 entrevistas personalizadas a empresarios tanto del sector primario como de otras actividades económicas de cara a poder aumentar su plantilla.

Los empresarios agropecuarios son los que tienen una visión con más dinamismo del empleo en 2019, seguidos de los del sector de la construcción (21 % prevé aumentar plantilla), servicios (16 %), transporte (14 %), industria (14 %) y energía (12 %).

Estos porcentajes sitúan la media para el conjunto empresarial español en el 16 %, un punto más que en 2018.

Para Iberinform, España sigue manteniendo unas previsiones muy por encima de la Unión Europea en el contexto global de desaceleración económica actual.

Sin embargo, precisa que esa media del 16 % de empresas (que no descarta contratar más trabajadores) supone un porcentaje muy inferior al 43 % de firmas que prevé registrar repuntes en su facturación, lo que supone que “el entorno de crecimiento de las ventas tiene un impacto positivo, pero no equivalente, en la creación de empleo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here